Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Las hermanas Williams buscan reinar en Wimbledon

  • Final Femenina
EFE EFE
Cuando Serena afirmó que éste era un "nuevo comienzo" para las hermanas Williams se refería al hecho de que hace ya cinco años que las dos jugadoras no se ven las caras en una final del Grand Slam. Subrayaba, en resumen, que las dos hermanas han vuelto a brillar con la misma intensidad en un mismo "major". La última vez que las Williams se enfrentaron en una final de un Grand Slam fue precisamente en Wimbledon. Desde entonces, no se puede decir que no hayan brillado. Venus ha ganado dos Wimbledon más y Serena otros dos Open de Australia. Lo cierto es que no habían vuelto a lucirse de forma conjunta.

Este año las dos tenistas han vencido en su parte del cuadro de una manera apabullante. Ambas han accedido a la gran final sin ceder un sólo set mientras avanzaban a la final de dobles femeninos con la misma facilidad que en semifinales. Como absolutas dominadoras de Wimbledon, en ellas empieza y acaba todo. Sus números también apabullan: seis triunfos y once finales entre las dos en individuales, a los que hay que sumar dos títulos en dobles.

Queda claro que la familia Williams es el pasado y presente sobre la hierba de Londres. Por la proclama de Serena -"éste es un nuevo comienzo"- quizá también el futuro. Y aún así, el título individual y la gloria de este año será para una de las dos hermanas. Es el morbo que queda. La rivalidad entre ambas hermanas no es precisamente para contar una historia cainita: comparten un piso en Londres y se pasan el día juntas y hablando de asuntos que no atañen al tenis: "Hay muchas otras cosas de las que hablar". Se respetan y ambas quieren lo mejor para la otra.

VENUS LA FAVORITA; SERENA LA CANDIDATA

Aún con semejante buen rollo, Papá Williams ha decidido volver a casa tras haber dejado su trabajo hecho. Y es que no le gusta ver a sus hijas y pupilas enfrentadas: "Es como ver a tus niños pelearse en el salón de casa", afirmó. Venus es la actual campeona y ha levantado el trofeo en la Catedral cuatro veces. Con un saque demoledor, es la gran favorita este sábado. Por su parte, Serena cuenta con dos Wimbledon menos que su hermana mayor. En ese punto es cuando le preguntan si le preocupa acabar con menos triunfos en Londres que Venus. "Por supuesto. Pero lo que cuenta es el total de Grand Slam", responde con coquetería. Y es que ella suma 8 grandes -ha ganado todos los "major"- y Venus se queda en seis Slam.

Lo cierto es que, a pesar de que hayan sido otras las que han liderado la clasificación mundial desde 2002, la mayor preocupación de una Williams es la otra Williams. Así lo reconoce Serena: "Lo único que miro cuando acaba el sorteo es si estamos en diferentes partes del cuadro. Creo que lo hace mucho más fácil para las dos". Serena dejó una bonita frase que resume lo que ambas jugadoras están consiguiendo en Wimbledon: "Vamos hacia la historia. Queremos formar parte de los libros y sellar nuestro nombre en esas páginas". Pase lo pase, ambas jugadoras se darán el homenaje de jugar el domingo la final de dobles femenino. Y no podrá decirse que sus rivales, Lisa Raymond y Samantha Stosur, llegan como dos sparring: a las Williams ya no les quedan combates que preparar
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información