Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Hamilton: "No soy un fiestero"

  • El inglesito se enfada con los rumores de que las copas y la noche le gustan demasiado
Defensa Central Defensa Central

Lewis Hamilton está en el ojo del huracán y, tras ser el niño mimado por la Prensa británica en el pasado, ahora mismo ocupa la posición de objetivo de la especulación de los tabloides. Del blanco al negro en menos de una temporada. Ayer mismo, el piloto de McLaren salió a palestra para defenderse de los rumores de los sensacionalistas que aseguran que el hábitat en el que mejor se desenvuelve el piloto no es el conformado por asfalto y gasolina, sino el de las pistas de baile y los tragos largos...

"No soy un fiestero", señaló Hamilton visiblemente irritado. "Cada vez que tengo un accidente es siempre lo mismo: que si mi vida privada es difusa, que si no descanso, que si salgo de copas, que si tengo cien novias... Algún día podré salir a una carrera sin que la semana anterior se haya difamado sobre mí".

El inglesito fue más allá demostrando que beber, a lo mejor bebe poco, pero que es de la hermandad del puño cerrado. "De vez en cuando me gusta salir a tomarme una copa, pero sólo lo hago cuando me invitan. Así que salgo menos de lo que quisiera". Para una persona cuyo salario anual se estima algo más allá de los 20 millones de euros, lo de dejarse invitar suena algo rancio...
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información