Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La final soñada

Luciano Sabatini Luciano Sabatini


Nadal ante Federer, Federer ante Nadal: una final soñada, un choque de colosos anticipado sobre la hierba del All England Club. Puede que en poco y nada se parezca el estilo de los dos más grandes tenistas del panorama mundial, el estilo y la elegancia del elvético ante la perseverancia y garra del español, pero sin duda esta clase de encuentros es de difícil pronóstico.

Federer tiene varios objetivos que representan el caramelo detrás de vencer a Nadal, el más importante lograr su sexto Wimbledon consecutivo, y superar así la marca de Bjorn Borg y convertirse en el único jugador de la historia en conseguirlo en la era Open, ya que en 1881 William Renshaw ya consiguiera ese mismo récord. Pero también alcanzar a Pete Sampras que le aventaja en dos Grandes Slams obtenidos (14 frente a 12). Y por último mantener la racha de 65 victorias consecutivas sobre hierba.

Pero enfrente estará Nadal, que no sólo es tetracampeón de Roland Garros y rey absoluto de la tierra batida, sino que el manacorí ha demostrado que ha depurado su técnica sobre hierba hhasta el punto de rozarle los talones a su eterno rival. El propio Federer se ha apresurado a declarar que sólo ante Nadal "tiene una motivación especial". Y es que el suizo lleva 231 semanas como número uno del mundo, todo un récord, algo que termina por frustrar a Rafa, que ve como año tras año se le escapa el escalón más alto de la ATP.

Federer, con contestaciones socarronas reconoce que "debe ser duro no poder alcanzar el número uno sin importar lo que haga", ya que sea cual sea el resultado del duelo el helvético tiene asegurado mantenerlo. Pero Rafa responde como un señor, y no oculta que sobre hierba y ante Federer "lo normal sería perder", y que "no sé cómo ganarle, pero intentaré jugar lo mejor posible".

La trayectoria de Federer en esta edición de Wimbledon ha sido impoluta hasta el momento. No ha cedido ni un solo set, y tan sólo ha visto roto su servicio en dos ocasiones (en segunda y tercera ronda ante Soderling y Gicquel). En las semifinales, tras dar buena cuenta de Marat Safin, éste señalo que Rafa y Roger "serán los dos tenistas más grandes que ha haido en la historia".

Nadal ve el choque con el mismo respeto que siempre le ha procesado a su rival. Pero la racha de 23 victorias que arrastra el español hace peligrar los cimientos del reinado Federer en Wimbledon.

Además, el manacorí está ante la posibilidad de conseguir la hazaña de ganar el título de Roland Garros y Wimbledon en el mismo año, algo que han logrado muy pocos, Lacoste (1925), Crawford (1933), Perry (1935), Budge (1938), Patty (1950), Trabert (1955), Hoad (1956), Laver (1962 y 1969) y Borg (1978-80).
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información