Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Castilla no atinó a tiempo

  • Lucas empató el partido a falta de cinco minutos para el final del mismo
Real Madrid Castilla 1-1 Celta B
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El Real Madrid pagó este domingo en casa (1-1) su falta de gol ante un Celta de Vigo B que se jugaba la vida en el Alfredo Di Stéfano. Los gallegos supieron esperar su oportunidad para dar el zarpazo en el momento justo, de manera que el conjunto de Alberto Toril no pudo más que igualar la contienda sobre la bocina. Un empate que acerca al equipo a los play-offs, pero que le complica sus aspiraciones de terminar la temporada liderando el Grupo I de Segunda B.

 

El encuentro de este fin de semana era importante porque la victoria equivalía a asegurarse virtualmente los play-offs, a la par que afianzarse en el liderato del grupo. Sin embargo, el Castilla tropezó ante un rival a priori asequible, un Celta B que viajaba a Madrid como penúltimo clasificado y que había perdido el encuentro de la primera vuelta por 0-2. La culpa de ello la tuvo la solidez defensiva de los gallegos, la cual llegó a desquiciar por momentos a los locales; sin olvidar la pésima actuación del colegiado y sus auxiliares, protagonistas claros de la mañana al no señalar un par de penaltys a favor del Castilla y conceder el gol del céltico Borja en posible fuera de juego.

El encuentro fue dominado de cabo a rabo por el Castilla, que se tomó el partido con mucha paciencia. Los canteranos pensaban que estaban ante un choque que había que madurar y se limitaron a conservar el dominio del juego mientras las ocasiones caían a cuentagotas. Morata tuvo un par de acciones de peligro en el área, pero el madrileño no atinó en el momento clave para haber abierto la lata.

Así, los minutos iban pasando y el Celta poco a poco iba consiguiendo minar la confianza merengue. En la segunda parte el asedio madridista fue evidente, pero todas las acometidas se encontraban con un inspirado portero, Queco Piña. Justo cuando más atacaba el Castilla, un balón en profundidad para Borja se convertía en el sorprendente 0-1 a solo 12 minutos para el final. La acción parecía fuera de juego, pero el colegiado concedió validez al tanto. Jarro de agua fría y tocaba llamada a la épica. El equipo blanco, que este domingo contaba con la presencia del presidente Florentino en el palco, se tomó con calma la misión y al final encontraba el premio a su trabajo en forma del gol de Lucas.

El centrocampista empujaba a la red una jugada por la derecha de Juanfran, haciendo la igualada a falta de cinco minutos para el final. El equipo empezaba a creer en la remontada, pero en los minutos finales solo atinaría a ver puerta con un cabezazo de Joselu en el descuento. Piña sacaba una mano espectacular para desviar a córner el balón que entraba pegado al larguero, jugada con la que se cerraba el partido. 1-1 y reparto de puntos que deja con muy mal sabor de boca al Castilla, envuelto en un momento de forma algo irregular que viene a generar algunas dudas en este tramo final de temporada.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información