Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Una contrarreloj corta para medir fuerzas

EFE - Nantes (Francia) EFE - Nantes (Francia)
Una contrarreloj de algo menos de 30 kilómetros servirá para marcar las primeras diferencias en la general y para conocer el auténtico estado de forma de los favoritos al triunfo final, en el primer test duro del presente Tour de Francia.

Si la ronda gala se inició sin prólogo y las primeras etapas no han servido para obtener grandes distancias en la general, la cronometrada entorno a Cholet cambiará la pinta de la carrera.

Se trata de una etapa llana, con grandes rectas y sin muchas dificultades, un trazado para los especialistas de la disciplina, entre los que todo el mundo cita al suizo Fabian Cancellara.



Como no son muchos kilómetros, no se espera que las diferencias entre los pretendientes al maillot amarillo en París sean determinantes. Los organizadores han previsto una etapa en la que los gallos del pelotón muestren sus cartas pero que no acabe con el suspense de la carrera.

Valverde tendrá sus opciones

Alejandro Valverde cuenta con su gran estado de forma como principal arma para afrontar la primera contrarreloj del Tour de Francia, frente a los especialistas en la disciplina que esperan lograr las primeras rentas en la general.

La cronometrada de Cholet, casi 30 kilómetros planos que se disputará entre las primeras etapas del Tour y el primer contacto con la montaña en el macizo central, servirá para marcar las primeras diferencias y comprobar en qué estado llegan los favoritos.

Se acabaron los faroles, ahora tendrán que dar la talla y mostrar sus cartas. El que mejores bazas ha enseñado hasta el momento es Valverde, que logró el amarillo con solvencia en la primera etapa antes de cambiarlo por el cuarto puesto en la etapa que acabó en Nantes. El murciano tendrá que reafirmar su condición física en una disciplina que no es su predilecta.

El de Caisse d"Epargne mantendrá una batalla en la distancia con el australiano Cadel Evans, su principal rival para la victoria final. El australiano es, a priori, mejor contra el crono que Valverde, pero el murciano ha asombrado por su gran estado de forma que hace imprevisible su rendimiento.

En el equipo español apuestan por salir de víctimas a la cronometrada. Valverde cree que perderá tiempo, pero se niega a cuantificar cuánto. Su director, Eusebio Unzúe, se conforma con perder menos de un minuto con el australiano del Silence. "Entre uno y dos segundos por kilómetro", calcula el experimentado entrenador navarro. Tras esa piel de cordero, ni Valverde ni su entrenador renuncian a dar la sorpresa.

"Mi mejoría en la crono es evidente y no se puede descartar nada, pero ganar a Evans será complicado en este recorrido", asegura Valverde.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información