Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Waterpolo: España pierde y dice adiós a las medallas

EFE EFE
España jugará por el noveno al duodécimo puesto del Europeo de Waterpolo, después de que se descolgara definitivamente de la lucha por las medallas al perder con Hungría (8-7), en un partido en el que el equipo español pagó muy cara su falta de acierto en las acciones de superioridad ofensiva. Como en la víspera ante Grecia, España saltó a la piscina dispuesta a jugar con la mayor intensidad para doblegar al rival, pero esta vez el desenlace fue muy distinto. A Hungría, actual campeona olímpica y subcampeona mundial, no se le puede perdonar, porque te acaba matando.

La selección española fue casi siempre a remolque en el marcador, aunque no cedió la iniciativa en el juego hasta el descanso. Con su eficaz defensa de anticipación, los anfitriones maniataron, en los primeros 16 minutos, a los húngaros, que sudaron lo suyo para batir la meta defendida por Iñaki Aguilar (2-1 al fila del primer cuarto). Sin embargo, España también sufría delante. Si bien en el juego de transición, llegaba con cierta frescura al ataque, tenía problemas para conectar con la posición de boya y no encontraba la manera de transformar sus ocasiones en gol.

Xavi García, autor de los tres primeros tantos españoles, parecía el único capaz de ver puerta, aunque un gol de Felipe Perrone al final del segundo cuarto, permitió a España igualar el choque al descanso (4-4). Tras la reanudación, España mantuvo la intensidad defensiva pero aumentó su incapacidad para batir la meta del equipo magiar. Los de Aguilar desperdiciaron varias jugadas en superioridad y Hungría abrió la primera brecha en el marcador gracias a dos goles de Daniel Varga (6-4).

Otra vez Xavi García, con una preciosa vaselina, recortó la diferencia al final de tercer cuarto, y Minguell, desde cinco metros, igualó el choque a falta de cinco minutos para el final (6-6). Hungría ni mucho menos se descompuso por el empate y a España pareció pesarle la responsabilidad. Viros y Daniel Varga dispararían otra vez a su equipo en el electrónico (8-6) y los locales, con un juego excesivamente atropellado, ya no pudieron remontar. El gol de Molina en el último minuto (8-7) llegó demasiado tarde.

La ficha


8 - Hungría: Szecsi; Tamas Varga (-), Tamas Kasas (-), Kiss (2), Benedek (-), Biros (2), Kis (-) -equipo inicial- Madaras (-), Denes Varga, Daniel Varga (3), Hosnyanszky (1) y Molnar (-).

7 - España: Aguilar; Martín (-), Molina (1), Minguell (1), Vallès (-), Felipe Perrone (1), Xavi García (4) -equipo inicial- Mario García (-), Piralkov (-), Gallego (-), Mora (-) e Iván Pérez.

Parciales: 2-1, 2-3, 2-1 y 2-2.

Árbitros: Koganov (AZE) y Rotunno (ITA). Exclusiones: Biros, Molina (2), Tamas Varga (2), Martín (2), Daniel Varga, Benedek (2), Gallego (2), Molnar, Hosnyanszky, Minguell

Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada del Europeo, disputado en el Centro Acuático de Málaga ante unos 1.600 espectadores.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información