Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Godall, el primer escocido tras la Eurocopa

  • Al ex vicepresidente culé no le sienta nada bien tanto triunfo de la selección española
Al ex vicepresidente culé no le sienta nada bien tanto triunfo de España
Defensa Central Defensa Central

Joan Laporta lleva ya varias semanas de campaña electoral. Su fracaso en la política ha provocado que inicie de nuevo su camino hacia la presidencia del Barcelona, de manera que el ex directivo culé se está volviendo a dejar ver en los medios de comunicación. Algo que también está sucediendo con sus colaboradores más directos, como su vicepresidente Alfons Godall. 

 

 

A Godall no le sentó nada bien el triunfo de la selección española en el Olímpido de Kiev y, lejos de felicitar a los jugadores culés que consiguieron el éxito y al resto de sus compañeros, se dedicó a 'vomitar' en Twitter toda su rabia. Así, el ex directivo barcelonista comentó en un mensaje escrito en catalán que "El estilo y los jugadores apátridas y mercenarios del Barça harán ganar a España. ¡Nos joderemos! ¡La culpa es nuestra por no tener un Estado propio!".

Visto lo visto, parece que este 'señor' está pasándolo muy mal por ver cómo la selección española lograba anoche uno de los mayores éxitos de su historia. Eso sí, a la hora de pedirle favores al presidente de la Federación Villar, bien que está el primero. Y es que Godall se hizo popular en marzo pasado al confesar que el apoyo de Joan Laporta a la candidatura del vasco permitió que la RFEF ayudara al Barcelona durante el mandato del ex dirigente barcelonista.

Parece que este individuo gusta de tener una doble moral, pues si en su momento se jactaba de tener una estrecha colaboración con la Federación Española para que su equipo tuviera las cosas más fáciles no es comprensible que ahora llame "mercenarios" a los jugadores culés. Su junta directiva se llevaba muy bien con el organismo nacional y él entonces no decía nada; y ahora que triunfa la selección que representa a la Federación se muestra muy dolido... ¿Eso no es ser mercenario? Sea como sea, lo que está claro es que Godall va a tener que estar unos días metido en su cueva, no sea que se le agrande el disgusto de ver cómo España pasea con orgullo su nuevo título.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información