Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Powell supera a Bolt en los 100 metros

EFE EFE
El cubano Dyron Robles, plusmarquista mundial de los 110 metros vallas, eclipsó el esperado duelo en el hectómetro entre los jamaicanos Usain Bolt y Asafa Powell sobre la pista del estadio olímpico de Estocolmo, con una excepcional marca de 12.91 segundos, que dejó al caribeño a tan sólo 4 centésimas de su récord mundial.

Una plusmarca que muy bien podría haber caído en la capital sueca, ya que el vallista cubano no dio en ningún momento la impresión de forzar al máximo ante la escasa oposición de los estadounidenses David Oliver, segundo, y Aries Merritt, tercero, que cruzaron la línea de meta a trece y cuarenta y dos centésimas, respectivamente, de Robles.

Pobre marca en los 100 metros

Récord del Mundo que en ningún momento estuvo en peligro en el caso de los 100 metros lisos, en los que el jamaicano Asafa Powell se impuso con unos "discretos" 9.88 segundos por delante de su compatriota Usain Bolt, que pagó su mala salida. Bolt, que arrebató el pasado 1 de junio el récord del Mundo a Powell con una marca de 9.72 segundos, se quedó literalmente pegado a los tacos de salida, frente a las estampida de Powell, que no
cedió en ningún momento el liderato de la prueba, pese a la reacción final de Bolt.

De hecho, Powell únicamente aventajó en un centésima a Bolt, que firmó un crono de 9.89 segundos, diecisiete centésimas menos que el tercer clasificado, el noruego Jaysuma Saidy Ndure con una marca de 10.6 segundos.

5.000 metros

Mucho más vibrante fue la prueba de los 5.000 metros femeninos, en los que la etíope Meseret Defar estuvo a punto de batir el récord mundial -14:11.15 minutos- establecido el pasado 6 de junio en Oslo por su compatriota Tirunesh Dibaba, al cruzar la línea de meta con un tiempo de 14:12.88 minutos. Una excelente marca que contribuyó a elevar el nivel de la cita sueca, lo mismo que las firmadas por la portuguesa Naide Gomes, que
estableció la mejor marca mundial del año en longitud con un salto de 7,04 metros, y el sudanés Abubaker Kaki, que marcó el mejor registro mundial del año en los 1.000 metros con un tiempo 2:13.93 minutos.

Más discreto estuvo el estadounidense Jeremy Wariner, poseedor de la mejor marca mundial del año con un tiempo de 43.86 segundos, quien sin la oposición de su compatriota LaShawn Meritt se impuso sin dificultad en los 400 metros por delante del bahameño Chris Brown y el jamaicano Ricardo Chambers con un crono de 44.29
segundos.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información