Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Marlene Ottey no logra la mínima y no estará en Pekín

  • La ahora eslovena no acudirá a sus octavos Juegos Olímpicos al no lograr la mínima
EFE - Maribor EFE - Maribor
La atleta eslovena Merlene Ottey, de origen jamaicano, ha fracasado, a sus 48 años, en su intento de convertirse en la primera atleta de la historia en disputar unos Juegos Olímpicos por octava vez. En las pruebas de selección eslovenas que se disputaron el martes en la localidad de Maribor, Ottey sobrepasó por 28 centésimas la mínima olímpica femenina para los Juegos de Pekín, que en la distancia en la que compite, los 100 metros, es de 11.32 segundos.

Desde su primera participación en unos Juegos Olímpicos, con la medalla de bronce en 200 metros que logró en Moscú en 1980, Ottey ha logrado ocho medallas, un récord para una atleta. La eslovena podría incluso recuperar una novena, ya que la comisión ejecutiva del Comité Olímpico Internacional (COI) debe pronunciarse aún sobre la redistribución de cinco medallas conseguidas por la norteamericana Marion Jones en Sydney, cuando Ottey terminó cuarta en 100 metros, por detrás de ella, tras revelarse que Jones estaba dopada.

Aunque la ex jamaicana nunca ha sido campeona, ha ganado en Juegos Olímpicos tres medallas de plata y cinco de bronce, y ha sido campeona del mundo en tres ocasiones: en 1991 en 4x100 metros, y en 1993 y 1995 en 200. En los últimos Juegos, en Atenas en 2004, fue eliminada en la semifinal de 100 metros, fase a la que también logró llegar en los Campeonatos de Europa de 2006.

Ottey aún posee el récord del mundo en sala de 200 metros, que consiguió en la localidad francesa de Liévin en 1993 (21.87), y figura en la clasificación de las mejores velocistas de todos los tiempos, en cuarta posición en 100 metros y en tercer puesto en 200
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información