Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Damiano Cunego se lleva la Clásica de Primavera

  • Valverde no aguantó el sprint final y el italiano Damiano Cunego le arrebató la victoria
Eva Toro Pereira Eva Toro Pereira
El italiano Damiano Cunego (Lampre) se adjudicó la 54 Klasika Primavera, disputada hoy sobre un recorrido de 171,8 kilómetros con salida y llegada en la localidad vizcaína de Amorebieta, después de batir al sprint al español
Alejandro Valverde (Caisse d"Epargne). Estos dos ases de ciclismo mundial formaron la fuga buena de la jornada a 13 kilómetros del final y se jugaron el triunfo en una apretada llegada a la que se sumaron en la última recta el finlandés Kjell Calstrom (Liquigas), que completó el podio, y el guipuzcoano Mikel Astarloza (Euskaltel-Euskadi), cuarto.

La clásica vizcaína, como es habitual, se desarrolló con bastantes movimiento y casi con el banderazo que dio la salida a los 124 corredores de quince equipos, siete de ellos UCI ProTour, se formó la primera y más larga escapada de la jornada. Sarabia (Extremadura), Romero (Orbea), Lasis (Dynatek) y Gutiérrez (Burgos Monumental) estuvieron casi 130 kilómetros ajenos a la disciplina del pelotón llegando a alcanzar renta máxima de 5:30 que fue neutralizada en la segunda de las tres subidas a Muniketa, a 40 de meta.

Desde ese instante, los equipos fuertes de la carrera comenzaron a mover sus piezas, primero en una nueva fuga en la que se colaron hombres importantes como Horrach y Arroyo (Caisse d"Epargne), Egoi Martínez y Rubén Pérez (Euskaltel), Calstrom (Liquigas), Jufré (Saunier Duval), Bono (Lampre) o Sorensen y Kolobnev (CSC). A 24 kms. de meta este grupo llegó a alcanzar treinta segundos sobre un pelotón principal ya muy reducido del que tiraba con fuerza el Caisse d"Epargne, confiado en las opciones de triunfo de "Purito" Rodríguez y Valverde, primero y segundo el pasado año en esta carrera.

Tras una última intentona de Sorensen y Jufré, Cunego tomó el mando de las operaciones. El ganador del Giro de 2004 lanzó un duro ataque en las rampas de Muniketa al que sólo fue capaz de responder Valverde. Los dos corredores coronaron con una ligera ventaja que aumentaron a 24 segundos en el descenso. La labor de Sastre, Schleck, Mosquera y los Euskaltel-Euskadi redujo a 15 segundos la ventaja de los fugados al paso por Autzagane, a 4 del final. En el vertiginoso descenso hacia Amorebieta tanto Cunego como Valverde trataron de ahorrar fuerzas para la llegada y ello permitió que a 300 metros para la línea de meta enlazaran Calstrom y Astarloza.

La suerte, sin embargo, estaba echada. El italiano salió vencedor de su primer duelo mano a mano con el murciano y ponía broche de oro a una excelente semana que comenzó para el del Lampre con su victoria del viernes en la etapa reina de la Vuelta al País Vasco, en la que acabó cuarto en la general.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información