Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Última prueba antes de los Juegos Olímpicos de Pekín

EFE EFE
La Clásica San Sebastián-San Sebastián reune hoy en las carreteras guipuzcoanas a lo más granado del pelotón internacional, ya que la celebración de los Juegos Olímpicos ha obligado a la mayoría de las selecciones nacionales a probarse antes en la tradicional carrera donostiarra.

La participación será de lujo un año más en la única prueba de un día perteneciente al Uci Pro Tour que se disputa en España, dado que, según los boletines de inscripción, la Clásica contará con los principales ciclistas que han protagonizado hasta hace cinco días el Tour de Francia.

El actual campeón de la ronda francesa, Carlos Sastre, se encuentra ya en San Sebastián, al tiempo que han confirmado su presencia otros tres hombres clasificados entre los seis primeros en la general de la carrera más importante del mundo, como son Cadel Evans (Silence-Lotto), Denis Menchov (Rabobank) y Frank Schleck (Team CSC).

Grandes nombres

Además, el seleccionador español, Paco Antequera, ha obligado a correr la Clásica a todos los hombres que estarán en los Juegos Olímpicos al ser la última prueba antes de volar a Pekín, por lo que acudirán mañana a la capital guipuzcoana Alberto Contador (Astana), Alejandro Valverde (Caisse D"Epargne), Óscar Freire (Rabobank) y Samuel Sánchez (Euskaltel-Euskadi), además de Sastre (Team CSC).

No faltarán a la cita el ganador de la pasada edición, Leonardo Bertagnolli (Liquigas), ni corredores tan conocidos en el pelotón como Mikel Astarloza, Haimar Zubeldia y Egoi Martínez (Euskaltel-Euskadi), así como Vladimir Efimkim (AG2R), Paolo Bettini (Quick Step), el actual líder de Uci Pro Tour, Damiano Cunego (Lampre), o el veterano y ganador de la Clásica en 1997, Davide Rebellin (Gerolsteiner).

Finalmente, el conjunto dirigido por Joxean Fernández Matxin sí correrá la Clásica, con hombres como Juanjo Cobo o Ángel Gómez Marchante aunque, en esta ocasión, patrocinados por la firma Scott en vez de Saunier Duval, que abandonó el patrocinio tras el positivo de Ricardo Ricco en la pasada edición del Tour de Francia.

La carrera cuenta con una pequeña novedad en el recorrido respecto a las últimas ediciones, la subida al alto de Arkale, de segunda categoría, que es una nueva tachuela a añadir en el exigente recorrido poco después de haber subido Jaizkibel.

Los ciclistas bajarán desde Arkale hasta Gurutze, en Oiartzun, para finalizar con el trazado habitual hasta la espectacular llegada del Boulevard donostiarra, una vez recorridos 239 kilómetros, es decir, 14 más que en la edición de 2007 de la Clásica San Sebastián-San Sebastián.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información