Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Vuelta a Burgos: etapa para Koldo Fernández Larrea

  • Se impuso al sprint
EFE EFE
El ciclista del Euskaltel Euskadi Koldo Fernández de Larrea se adjudicó hoy al esprint la tercera etapa de la Vuelta a Burgos, de 149 kilómetros, entre Melgar de Fernamental y Burgos, con un tiempo de 3 horas, 19 minutos y 43 segundos.

La llegada masiva facilitó al bielorruso del Acqua Sapone, Andrei Kunitski, mantener por tercer día consecutivo el jersey morado de líder de la ronda burgalesa que mañana, con salida a los pies de la catedral de Burgos, y tras recorrer 162 kilómetros, finalizará en Aranda de Duero.

Tal y como sucediera en la segunda etapa, nada más dar el banderazo de salida comenzaron las hostilidades en las primeras posiciones del pelotón.

El primero en intentarlo, aunque sin éxito, fue Martín Mata (Burgos Monumental) y, tras él, otros como Giovanni Visconti (Quick Step), Gustavo César Veloso (Karpin), Ignacio Sarabia (Extremadura), Edaleine (AG2R), Pavel Brutt (Tinkof) y Oscar Pujol (Burgos Monumental), que marcaron las primeras diferencias.

El nerviosismo reinante en el gran grupo y las ganas de todos los equipos de meter a sus hombres en la escapada buena, con la que poder llegar a Burgos, hizo que saltaran a la caza del grupo de cabeza otros 26 corredores entre los que se encontraban Diego Gallego (Burgos Monumental), Igor Antón (Euskaltel), Pablo Lastras (Caisse D"Epargne), Ghisalberti (Milram), Garzelli (Acqua Sapone), Hutarovich y el líder, Andrei Kunistki.

Lejos de dejarles marchar, debido al peligro que suponía de cara a la etapa de las Lagunas de Neila la presencia en cabeza de algunos hombres que suben con comodidad, como Antón, Ghisalberti y el propio Diego Gallego, el pelotón apretó el ritmo y en el kilómetro 28, una vez superada la Meta Volante de Castrojeriz, la escapada fue neutralizada.

El siguiente en probar fue el francés Edaleine (AG2R), que marchó en solitario, abrió hueco y se convirtió en cabeza de carrera con una ventaja de 3"12" sobre el pelotón y de 1"10" sobre Zambrano (Extremadura) y López Gil (Andalucía) que viajaban intercalados entre cabeza de carrera y el pelotón, cuando se cubría la primera hora de carrera al paso por el kilómetro 49.

En el kilómetro 62, pasada la Meta Volante de Villadiego, Zambrano y López Gil cazaron al francés Edaleine y, con una ventaja de 5"30" sobre el pelotón, comenzaron a rodar en cabeza de carrera. Por detrás, en las primeras posiciones del gran grupo, los hombres del Acqua Sapone controlaban la situación.

Tal fue el control y el interés de los equipos con velocistas por echar abajo la escapada que, de los 4"30" de ventaja al paso por la Meta Volante de Melgar de Fernamental, en el kilómetro 81 de etapa, se pasó a los 2"25" a 48 kilómetros para la línea de meta.

Las fuerzas de Zambrano, López Gil y Edaleine se acabaron a falta de 7 kilómetros para el final gracias, entre otros factores, al acelerón que dieron los hombres de Euskaltel Euskadi, siempre en las primeras posiciones del pelotón, que preparaban la llegada a su hombre rápido, Koldo Fernández de Larrea.

Exhibición en los últimos kilómetros del Euskaltel Euskadi que hizo una perfecta lectura de lo que quedaba de carrera, echaron por tierra todos y cada uno de los intentos de salto que surgieron una vez neutralizada la escapada y, finalmente, lanzaron a Koldo que, en un disputadísimo esprint, consiguió la victoria en la línea de meta de Burgos.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información