Ir a versión clásica Ir a versión móvil

De la Hoya asegura que se retirará pronto

  • Boxeo
Redacción Defensa Central Redacción Defensa Central
El mítico púgil Oscar de la Hoya, uno de los mejores boxeadores libra por libra de las dos últimas décadas, reveló hoy que a los 35 años siente dolores de espalda y rodillas y por eso se retirará pronto de este deporte. "Conservo la rapidez y puedo golpear como siempre, pero ya no es lo mismo que 10 años atrás. Me levanto a entrenarme todos los días a las cinco de la mañana y me duele la espalda y las rodillas, lo cual indica que está cerca el retiro", aseguró.

De la Hoya, con 39 victorias, 30 de ellas por nocáut, y cinco derrotas, aparece en el número uno de la división súper welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y el próximo 6 de diciembre reaparecerá en el cuadrilátero en un pleito en Las Vegas ante un rival aun no decidido. El peleador estadounidense de padres mexicanos dijo estar optimista y confiado en su experiencia para ofrecer una buena demostración. "Me gustaría que fuera el filipino Manny Pacquiao porque le ha ganado a varios mexicanos en los últimos tiempos y quiero vengarlos", señaló.

Vestido de traje y de buen talante, De la Hoya se presentó este martes ante los medios para anunciar una serie de combates patrocinados por su empresa "Golden Boy", con el fin de desarrollar talentos latinoamericanos y se dio tiempo para hablar de su carrera y de sus planes. "Todavía me fajo en el gimnasio como cualquiera, pero cada vez todo se pone más peligroso porque los rivales son jóvenes. No creo en que el retiro sea después de la próxima pelea, pero puede ser", dijo.

De la Hoya se dio a conocer hace 16 años al vencer 7-2 al alemán Marco Rudolph en la final de peso ligero de los Juegos Olímpicos de Barcelona"92. Rememorando aquella pelea, confesó que en ella renunció a su estilo elegante "para tirar muchos golpes" y así adecuarse al sistema de puntuación del pugilismo aficionado. Al referirse a la manera de decidir las peleas en el boxeo olímpico, con un recuento de los golpes con una computadora, dijo que no funciona porque los peleadores cambian su estilo.

"Es mejor como era antes, que unos jueces vean y luego decidan el ganador porque ahora los boxeadores tiran golpes a lo loco y eso perjudica, especialmente a los latinos", aseveró. La serie de peleas organizadas por la empresa "Golden Boy" con un canal de televisión por cable empezará el 20 de septiembre en Monterrey, México, con el combate de peso ligero entre el estadounidense José Armando Santacruz y el colombiano Antonio Pitalúa. Luego continuará con otros cinco combates en México y se extenderá a varias naciones de América Latina. "Serán 12 funciones los sábados y darán muchas oportunidades a los boxeadores hispanos", explicó De la Hoya.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información