Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un golpe táctico de Loeb deja líder a Hirvonen para que mañana salga primero

EFE EFE
El finlandés Mikko Hirvonen (Ford) finalizó líder la primera jornada del rally de Nueva Zelanda, undécima cita del año, por delante del francés Sebastien Loeb (Citroen), que forzó una penalización antes del sexto tramo para
obligar a Hirvonen a salir primero mañana y limpiarle la pista. Tercero en la clasificación queda el español Dani Sordo (Citroen), que superó en la última superespecial al finlandés Jari-Matti Latvala.

Hirvonen pronto se colocó como líder. Tras un primer tramo en el que la dupla de Ford fue la más rápida, con Latvala primero y Mikko segundo, el teórico jefe de filas pronto tomó el mando de la carrera y buscó imponer distancias sobre sus rivales. Pero no lo tuvo fácil. Loeb estaba al acecho y no era capaz de distanciarlo. Con una diferencia de sólo siete décimas afrontaban la penúltima superespecial, tras la cual se dictaminaba el orden de salida de la segunda jornada.

Pero previendo los movimientos tácticos que ya realizaran los Ford con anterioridad, en Jordania en detrimento de Sordo y en Turquía en perjuicio de Loeb, el francés tuvo un pequeño "percance" en la salida del tramo cuando al presionar el botón de arranque del C4 WRC éste no se puso en marcha.

Este golpe de teatro supuso que Hirvonen saliera primero al tramo, mientras que los tres minutos que Loeb tardó en arreglar el problema eléctrico le conllevaron una penalización de treinta segundos. Hirvonen, al estar delante ahora, ya no podía "parar" en el tramo para perder tiempo con "Seb" porque éste, ahora detrás y controlando la situación, podía hacer lo mismo para dejar a Hirvonen en un liderato que ya tenía y que mañana le supondrá salir primero.

En los rallys de tierra salir primero es una penalización adicional para los pilotos, puesto que si la superficie está seca, y aquí lo está mucho, sobre la superficie se acumula mucha grava y pequeñas piedrecitas que hacen perder efectividad y agarre a los neumáticos. La jugada a Loeb le salió bien, aunque cerca estuvo de perder también el segundo puesto con Sordo, que quedó a dos segundos.

El español ocupa posición de podio por delante de Latvala, al que superó en la última superespecial del día. Está demostrando que está entre los mejores y que su nivel de pilotaje sobre tierra ya está al de los especialistas.

Por detrás las distancias con el resto de pilotos ya son muy altas. De entre todos, el escalón con el quinto ya es de más de un minuto y lo ocupa el belga François Duval (Ford), que fue el más rápido en los últimos entrenamientos y que está aquí sustituyendo en el equipo Stodart al italiano Gigi Galli que sufrió un grave accidente en el pasado rally de Alemania.

Para mañana Hirvonen tendrá que correr mucho si quiere mantener el liderato y recortar así puntos a Loeb en el mundial de pilotos, mientras que Sordo tendrá difícil mantener el tercer puesto, con Latvala a una sola décima y saliendo detrás, con lo que tendrá en mejores condiciones la pista.

Las pistas por la que discurrió la primera jornada de competición finalmente estaban muy secas, después de las lluvias de hace pocos días que provocaron un desprendimiento de tierra en pleno segundo tramo y que finalmente tuvo que ser dividido en dos, con un mini enlace creado para no alterar mucho los planes de la carrera.

Esta sequedad en la superficie ha supuesto que los primeros en salir estuvieran penalizados por la grava suelta en la superficie de los caminos y que hacían perder eficacia a los neumáticos.

Esta próxima madrugada se disputa la segunda jornada de competición que constará de un total de 545,39 kilómetros de los que 130 serán cronometrados y divididos en seis tramos. El último de ellos comenzará a las 15:46 horas, las 5:46 en España.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información