Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Stoner amenza el territorio Rossi

EFE EFE
Siete "poles" consecutivas no están al alcance de cualquiera. Ningún piloto de MotoGP lo había logrado hasta que un cohete rojo, la Ducati de Casey Stoner, se impuso hoy a la lógica y logró el mejor tiempo en la sesión oficial de entrenamientos del gran premio de San Marino, en el circuito de Misano, por delante de las dos Yamahas de Valentino Rossi y de Jorge Lorenzo.

A un tiro de piedra de Tavullia, el pueblo de Rossi, apoyado por sus paisanos en las gradas de Misano; Stoner ofreció un recital de velocidad. Lo hizo con el escafoides de la mano izquierda roto, lesión que no le impidió exprimir al máximo su Desmosedici y apurar la sesión de entrenamientos clasificatorios hasta firmar su séptima "pole" consecutiva, desde Montmeló a Misano. Entre medias, Donington, Assen, Sachsenring, Laguna Seca y Brno.



En su penúltima vuelta, Stoner marcó un tiempo de 1:33.378, medio segundo mejor que Rossi. Faltaban dos minutos para el cierre de la sesión, margen casi imposible para voltear los tiempos. Lo intentó Rossi, siempre valiente, pero su Yamaha vibró demasiado en un giro y el italiano, ídolo local, se resignó a la segunda plaza de la parrilla.

Aunque lidera con cierta comodidad el Mundial, 50 puntos por delante, Rossi no lo tendrá fácil ante Stoner. El australiano, valiente y muy rápido, promete una rivalidad de largo recorrido, con visos de prolongarse durante varias temporadas.

Entre el implacable Stoner y al carismático Rossi se filtró la rebelde figura de Jorge Lorenzo. En el debate entre los dos monstruos, pidió la palabra. El piloto de Mallorca dio un paso adelante en Misano. Rodó a un magnífico nivel en los entrenamientos, marcando incluso la "pole" provisional, una manera de recuperar su mejor versión pese a que sus neumáticos Michelin siguen un peldaño por debajo de los Bridgestone.

También avanzó Dani Pedrosa, aunque de manera más discreta. Después de su tormentosa experiencia en Brno, y con tan sólo un punto en las últimas tres carreras, Pedrosa asume la carrera de mañana como un regreso a la normalidad. Saldrá sexto y difícilmente peleará por la victoria. Pero sortear las incidencias y terminar una carrera entre

Un puesto por delante comenzará Toni Elías. Acostumbrado a afinar su moto en el tramo final de cada temporada, el piloto catalán parece empeñado en darle picante a la parrilla. Ya fue segundo en Brno hace quince días y en Misano promete más batalla.




Barberá saldrá en la pole de 250 c.c.


También en las categorías pequeñas llegaron algunas buenas noticias para los pilotos españoles. En 250cc, Barberá vivió una gran jornada de previa. Marcó el mejor tiempo en la segunda sesión de prácticas clasificatorias por delante de Marco Simoncelli, líder del Mundial y candidato a la victoria en Misano, un circuito que prácticamente puede ver desde la ventana de su casa de Cattolica, a menos de cinco kilómetros.

Sin opciones en el Mundial, Barberá partirá desde la mejor posición para atacar su primera victoria de la temporada. Ganar a Simoncelli en Misano supondría además una dulce revancha después del incidente entre ambos en Mugello, cuando el italiano echó de la pista al español de la victoria en una controvertida maniobra.

"Él tiene más presión que yo porque estamos en su casa, pero yo intentaré ir a fondo desde el inicio hasta la vuelta 26", adelantó Barberá.

Debón y Bautista, en cambio, deberán multiplicar sus prestaciones en carrera para no estropear definitivamente sus opciones al título. Ambos saldrán desde la tercera línea de salida, obligados a remontar para no perder la referencia de Simoncelli.

Talmacsi, intratable en 125 c.c.

En el octavo de litro, Gabor Talmacsi volvió a firmar el mejor tiempo clasificatorio por delante de Bradley Smith y Pol Espargaró.

Para Talmacsi, la carrera de Misano será decisiva. El calendario le obliga a abrir gas en cada curva para escalar posiciones en el Mundial, aunque el liderato de Di Meglio parece sólido. El francés, por cierto, parece cómodo en un segundo plano. Saldrá desde la sexta plaza en su intento de amarrar el título con los menores sobresaltos posibles.

Pol Espargaró, en cambio, es un piloto más racial. En Misano partirá desde la primera línea, un meritorio tercer puesto que le devuelve al grupo de cabeza después de cuatro carreras para olvidar.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información