Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un duro repecho final anima a los clasicómanos

EFE EFE
Un exigente repecho final de tres kilómetros con alguna rampa que se acerca al 5% de desnivel hace de la segunda etapa de la Vuelta a España 2008 (Granada-Jaén, 167,3 kms.), la primera en línea, una oportunidad de victoria más apta para los clasicómanos que para los puramente esprinters.

Por ello, corredores como Alejandro Valverde o Davide Rebellin, rara vez incrustados en las peleas de las llegadas masivas, o Paolo Bettini, de un perfil parecido pero más arriesgado en los grandes grupos, aparecen incluso por delante de la excelente nómina de velocistas que se ha dado cita en esta Vuelta. Incluso, el líder, Filippo Pozzato, especialista también en finales así.

Freire en el candelero

También a Oscar Freire, la principal baza española en los esprints, le gusta el final de etapa, pero ante el momento en el que se ve -más centrado en el Mundial que en la Vuelta- no cree que se meta a luchar por el triunfo: "Me va bien, pero no creo que me meta, a no ser que lo vea muy bien. Pero probablemente no la gane ninguno de los esprinters, sino un corredor como Bettini o Valverde. No es fácil esprintar con una llegada así, es un llegada dura", ha adelantado el cántabro.

No obstante, los Tom Boonen, Daniele Bennati, Erik Zabel y compañía seguro que calibrarán la posibilidad de entrar en la pelea por el primer éxito parcial individual de la ronda española. El recorrido será un continuo rompepiernas entre Granada y Jaén, aunque con solo una subida puntuable, la de Las Encebras, de tercera categoría, en el km. 46. La salida de Granada será a las 13:41 y la llegada a Jaén está prevista para entre las 17:29 y las 17:51 en función de la velocidad con la que se desarrolle la etapa.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información