Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Beasley admitió su culpa en un escándalo de novatos

EFE EFE
El alero Michael Beasley, seleccionado por los Heat de Miami con el número dos en el pasado sorteo de la NBA, confirmó su participación en el escándalo que se dio en el simposio de novatas y fue multado con 500.000 dólares.

Beasley, que en principio se había negado a cooperar con la investigación después que su compañero de equipo Mario Chalmers y Darrel Arthur, de los Grizzlies de Memphis, fueron los implicados directos en el escándalo de consumo de marihuana y visita prohibida de mujeres durante el simposio, al final cambió de opinión.

Tras reconocer que participó también en el incidente ocurrido durante el simposio de novatos, celebrado al comienzo del presente en las afueras de Nueva York, la NBA fue la que le impuso la multa, aunque no será suspendido como los otros dos jugadores.

La NBA explicó que Beasley, ex jugador de la Universidad de Kansas State, al principio no cooperó en la investigación del caso, pero a través del equipo, el jugador cambió de actitud y finalmente decidió reconocer que había estado involucrado.

Chalmers y Arthur, ex jugadores de los Jayhawks, de la Universidad de Kansas, actuales campeones de nacionales, recibieron una multa de 20.000 dólares cada uno la semana pasada tras ser expulsados del simposio.

Ambos jugadores fueron sorprendidos con dos mujeres en una de las habitaciones del hotel donde se celebraba el simposio, violando las reglas de la NBA que tenía establecidas.

Personal de seguridad del hotel acudió a las habitación donde se encontraban los jugadores después que se activaron las alarmas anti incendios y detectó olor a marihuana, pero no se encontraron drogas ni accesorios para su consumo.

Pero sí había una quinta persona encerrada en el baño de la habitación tirando varias veces seguidas de la cadena del inodoro.

Tanto Chalmers como Arthur insistieron que no estaban consumiendo sustancias ilegales cuando llegó la policía después que tampoco había querido abrir la puerta de su habitación hasta que lo hizo el personal de seguridad.

No resulta claro de qué manera Beasley participó en el incidente. La semana pasada, presentó los papeles para separarse de su agente, Joel Bell, y el jueves no estuvo disponible para prestar comentario.

"Aunque estamos decepcionados con la implicación de Beasley, nos alegra que haya decidido dar un paso al frente para aceptar las consecuencias de sus actos junto a su compañero", dijo el presidente del Heat, Pat Riley, en un comunicado de prensa. "Esperamos que tanto Michael como Mario hayan aprendido de esta experiencia, y no volveremos a comentar sobre este asunto".

Chalmers y Arthur tendrán que repetir el simposio, un espacio donde los jugadores recién llegados a la NBA son asesorados en el manejo de los rigores de la vida dentro y fuera de la cancha, el próximo verano.

El comisionado de la NBA, David Stern, que fue el encargado de inaugurar el simposio fue el que dio la orden que despidiesen del mismo a ambos jugadores y dijo que se iba a ser inflexible en este tipo de conducta.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información