Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un final muy apretado deja un Tau Supercampeón

EFE EFE
El TAU Cerámica sumó su cuarta victoria consecutiva en cinco ediciones de la Supercopa, pero tuvo que sufrir hasta el final para doblegar a un CAI Zaragoza que pregonó a bombo y platillo su regreso a la elite del baloncesto español.

Un tiro libre de Igor Rakocevic a tres segundos del final permitió a los vitorianos volver a levantar nuevamente el trofeo de vencedor de la competición que inaugura la temporada oficial, aunque para ello tuvieron que entregarse a fondo en el último cuarto para no verse sorprendidos por los hombres de Francisco "Curro" Segura que llegaron a contar hasta con siete puntos de ventaja (77-70).

El conjunto de Dusko Ivanovic tuvo bien controlado el partido hasta que se dejó llevar pensando que ya estaba hecho y los maños les hicieron volver a la realidad con un rotundo parcial de 16-0. Todavía no podían creerse dueños de la Supercopa y había que seguir jugando.

Los zaragozanos estimulados por jugar con el apoyo incondicional de su público comenzaron con una notable intensidad defensiva que les costó asimilar algunos minutos a los vitorianos que encontraron en McDonald al hombre que les permitió empezar a sumar puntos y abrir la primera brecha en el marcador (3-11), a los cuatro minutos de juego.

El juego entró en un intercambio de triples que permitió a los locales, gracias a su excelente acierto, recortar diferencias y tratar de tú a tú a su rival.

"Cómoda" ventaja del Tau al descanso

Los hombres de Dusko Ivanovic mejoraron su balance defensivo y a falta de dos minutos para el descanso consiguieron superar por primera vez la barrera de los diez puntos de ventaja (31-42) sumando tanto con el juego interior como desde el perímetro.

Por su parte, los rojillos se mantuvieron dentro del partido sobre todo gracias a la aportación interior del checo Ondraj Starosta que sumó seis de los once puntos de su equipo.

Con nueve puntos de ventaja en el electrónico, tras el paso por el vestuario los vitorianos vieron como su rival recortaba distancias con un parcial de 8-2 y amenazaba con igualar el marcador pero supo frenarlo y llegó a los diez últimos minutos con ocho puntos de ventaja (58-66).

Los zaragozanos no se dejaron intimidar por su desventaja en los diez minutos finales y exprimieron hasta la última gota de sus reservas de fuerza intentando hacer realidad lo que había empezado siendo un sueño.

Los vitorianos todavía le dieron una vuelta de tuerca más a su ventaja en el inicio (61-70) pero a partir de ahí y de dar descanso a su mejor hombre Pablo Prigioni, que terminó siéndolo del partido, permitió la remontada.

"Arreón" maño a base de triples

Tres triples consecutivos de Larry Lewis, Lescano y Victoriano, que pudieron haber sido cuatro de haber acertado Lescano, encendieron todas las alarmas. Ivanovic gastó dos tiempos muertos en poco más de un minuto tratando de frenar la que le estaba cayendo encima.

Prigioni lideró a su equipo y con dos triples consecutivos, el segundo desde distancia NBA y a la desesperada, dio oxígeno a su equipo.

El resto lo hizo la veteranía de un campeón acostumbrado a moverse con la presión de pelear por lo mejor y tuvo que hacerlo ante un rival, recién llegado a la categoría doce años después de la presencia de su predecesor zaragozano que, entre otros logros llevó a sus vitrinas dos Copas del Rey y alcanzó una final de la Recopa.



Ficha técnica:

85 - CAI Zaragoza (24 11 23 27): Victoriano (3), Quinteros (14), Guerra (5), Lewis (19) y Starosta (11) -cinco inicial- Lescano (8), Phillip (8), Green (8), Garcés (9) y Anagnostou (-).

86 - TAU Cerámica (27 17 22 20): Prigioni (22), Rakocevik (8), Vidal (5), McDonald (16) y Barac (6) -cinco inicial- Mickeal (11), Teletovic (12), Shakur (-) y San Emeterio (6).

Árbitros: Miguel Ángel Pérez, Juan Luis Redondo y José Javier Murgui. Excluyeron por cinco faltas personales a Barac, del TAU, en el minuto 39.

Incidencias: final de la Supercopa disputada en el pabellón Príncipe Felipe ante unos 7.500 espectadores. En el descanso la ACB homenajeó a los colegiados recién retirados Manuel Alzuria y Felipe Llamazares, con 23 y 24 años respectivamente de arbitraje en esta competición.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información