Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Una mala camada le puede llevar al descenso

  • El cambio de Perasovic por De Pablos tampoco dio resultado
David Jorquera David Jorquera
Salvo mediación divina, el MMT Estudiantes acabará descendiendo de categoría. Quedan tres partidos para certificar el mayor fracaso en la historia del conjunto estudiantil. No en vano, hasta la fecha, los madrileños son uno de los tres únicos equipos, junto a Real Madrid y Joventut, que nunca ha descendido de la élite del baloncesto español.

No pintaba bien desde el principio la temporada 2007/2008 para el Estudiantes. La apuesta por Mariano de Pablos para que dirigiera los destinos del cuadro estudiantil no fue la adecuada, y el club no tuvo más remedio que sustituirle por Perasovic.

El banquillo no resolvió

La aparición del croata pareció devolverle el aire al conjunto madrileño, sin embargo, el "embrujo" del nuevo entrenador se fue diluyendo como un azucarillo hasta llegar al punto en el que se encuentra actualmente el club estudiantil. Roto directivamente hablando y desangrado casi de muerte en el aspecto puramente deportivo. Dos partidos le separan de la salvación a falta de tres jornadas. Según están ahora mismo las cosas, sería una utopía pensar en un Estudiantes en ACB para la próxima temporada.

La cantera del Magariños no ha dado en los últimos años jugadores que marquen las diferencias, circunstancia que sí que hacía antaño. Que sus mejores jugadores acabaran marchándose era la tónica habitual, sin embargo, la falta de calidad de los actuales jugadores de la cantera estudiantil hace que las ofertas no aparezcan encima de sus respectivas mesas. Los Herreros, Reyes (Alfonso y Felipe), Antúnez, De Miguel o Jiménez, por remitirnos a nombres de la época moderna, no han encontrado relevo en jugadores como Suárez, Sánchez o Clark. Las últimas camadas de los del Ramiro no han sido fructíferas y eso se ha notado a lo largo de la temporada.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información