Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Valencia quiere ganar en los despachos el partido que perdió en la pista

  • Ha presentado un recurso por "alineación indebida" del Real Madrid
Ha presentado un recurso por "alineación indebida" del Real Madrid
 Defensa Central. Defensa Central.

Al Valencia Basket le está costando asumir que anoche perdió un partido que durante unos minutos creyó tener ganado. Los taronjas celebraron una canasta de Harangody a falta de un 1,5 segundos para el final con empate a 88 en el marcador. Sin embargo, los árbitros comprobaron posteriormente que la misma había sido anotada con la posesión agotada, lo que provocó que el choque fuera a la prórroga y lo acabara ganando el Real Madrid. Por ello, ahora el club ha querido buscar una argucia legal para intentar llevarse el tercer choque en los despachos a pesar de haberlo perdido en la pista.

Su argumento es que el Real Madrid cometió anoche una alineación indebida, por lo que han decidido presentar este miércoles un recurso ante la ACB. La raíz del problema está en que el Comisario de Mesa cometió un error humano en la inscripción del madridista Marcus Slaughter a pesar de que el club blanco entrenó toda la documentación conforme a la normativa. El Real Madrid realizó correctamente las gestiones, por lo que el fallo y la responsabilidad fue de la persona que se encargó de elaborar el acta, la cual posteriormente fue firmada por Laso a pesar de no figurar el ala-pívot del equipo blanco.

Lógicamente Slaughter acabó jugando el partido, por lo que el jugador fue incluido posteriormente a pesar de que no figuraba de inicio en la misma. Y a ello es a lo que se agarra Valencia Basket para realizar su reclamación, con el objetivo de conseguir que se repita este tercer partido o incluso se les otorgue la victoria si se demostrara que el Real Madrid tuvo mala fe en este error. Según el cuadro levantino "la persona responsable de certificar y dar la aprobación de los jugadores inscritos en cada equipo es el entrenador, que es quien está obligado a firmar el acta del encuentro. Y Pablo Laso validó con su firma, previa al inicio del partido, los jugadores que disputarán el encuentro, entre los que no estaba Marcus Slaughter".

Además, el Valencia también mostró su disconformidad con el comunicado publicado anoche por la ACB en la que dejaba claro que todo tuvo su origen "en un error humano en la redacción del acta por parte de la mesa de anotación" y aseguraba que "tras detectar el fallo, el árbitro principal notificó en el descanso el error a ambos equipos, procediendo a corregirse el fallo antes del inicio del tercer cuarto del encuentro". Según el cuadro valenciano, este error no fue comunicado a su entrenador al descanso y es incomprensible que la ACB decidiera "entrar en valoraciones, ya que no es ningún caso parte en esta reclamación. Su único cometido es dar traslado de la misma al juez competente".

Tras lo ocurrido el Valencia Basket espera que haya una contestación a su recurso antes de que se dispute el cuarto partido de la eliminatoria. Aunque su intención parece clara: aprovechar un error humano de alguien ajeno al Real Madrid para intentar ganar - o al menos repetir - el partido que no pudieron conseguir jugando en la pista. Un gesto poco deportivo y poco ético, ya que la presencia de Slaughter en el partido no sorprendió a nadie ni realmente fue una novedad para el Real Madrid. No en vano, el norteamericano también participó en los dos primeros partidos de la serie, por lo que el fallo simplemente debería quedarse en una anécdota que afectó a un aspecto formal.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información