Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El pasaporte vuelve a dejar a Slaughter en el 'alero'

  • El norteamericano está pendiente de la normativa sobre los 'cotonous'
El norteamericano está pendiente de la normativa sobre los 'cotonous'
 Defensa Central Defensa Central

La temporada pasada no fue del todo buena a nivel personal para Marcus Slaughter. El jugador americano empezó la campaña siendo el jugador número 13 en al rotación, incluso se planteo su salida en diciembre del año pasado para marcharse al Maccabi y poder disfrutar de más minutos, pero el norteamericano finalmente se quedo en el Palacio a las órdenes de Pablo Laso.

Cuando el técnico tuvo que echar mano de Slaughter, él no le defraudó y le demostró al entrenador que merecía un hueco en la rotación del equipo. A pesar de que tenía por delante a jugadores como Felipe Reyes, capitán del equipo, y a Gustavo Ayón. El jugador mexicano ha realizado una de sus mejores temporadas de su vida y era indiscutible en el sistema de Laso. A mitad de temporada Marcus comenzó a tener más minutos y no desaprovechó la ocasión. Se hizo un sitio en el equipo y acabó siendo un jugador importante en al consecución del póker de títulos del Real Madrid.

Ahora todo se ha vuelto en su contra de nuevo. Tras la nueva normativa impuesta por el Consejo Superior de Deportes, Slaughter ha perdido su condición de 'Cotonou', que le permitía jugar en el club blanco sin contar como extracomunitario. En principio a él no le afecta la reglamentación porque todavía tiene contrato en vigor, pero a partir del año que viene, si no encuentran una solución, Slaughter tendría muy complicado continuar en el Real Madrid.

El club también esta pendiente de esta normativa, ya que en el caso de que Marcus dejara de beneficiarse de su condición de 'Cotonou' no tendría más remedio que dejar al pívot norteamericano como jugador número 13 de la plantilla o facilitarle la salida a otro equipo. Ayón es indiscutible y este verano se han hecho con los servicios de Thompkins, por lo que las plazas de extracomunitarios estarían ya ocupadas.

La afición no quiere que se marche. Se ha convertido en todo un ídolo para el madridismo y durante las celebraciones de los cuatro títulos ha sido uno de los jugadores más aclamados por los aficionados. Con su trabajo dentro de la cancha y la alegría que contagia fuera de ella se ha ganado el cariño de todos.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información