Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Herreros, más de 11 años como madridista

  • Primero como jugador y ahora en los despachos
David Jorquera David Jorquera
Llegó en 1996 para dar un golpe de efecto a la ACB. Casi 12 años después, el alero de Fuencarral, sigue siendo un ganador nato. El traje y la corbata sufren la pasión de Herreros cada partido. El pasado domingo día 20 de abril, Alberto Herreros, cumplió 39 años. Hay mucha gente que cree que se retiró pronto, y desde luego que viéndole como se conserva no es para menos. Sus 2.00 metros de estatura ya no lucen sobre el parqué de Vistalegre, sin embargo, ahora sus gestos y ganas de victoria se han trasladado al palco de autoridades, donde las cosas, de momento, le están marchando francamente bien.

Alberto Herreros es el jefe, junto con Antonio Martín, de la sala noble del Real Madrid de baloncesto, o lo que es lo mismo, es director del departamento técnico de la sección de baloncesto del conjunto madridista.

La relación Herreros-Real Madrid se inició en el año 1996. El 18 de septiembre de 1996, previo pago de 290 millones de las antiguas pesetas al Estudiantes, Alberto Herreros Ros se incorporó a la disciplina del Real Madrid. El madrileño quería ganar títulos y sentirse importante en un equipo importante, y eso sólo lo podía conseguir en un equipo como el Real Madrid.

Un triple inolvidable

Con Alberto Herreros en sus filas, el Real Madrid consiguió ganar la liga del año 2000 en el Palau Blaugrana pero, sin duda, el título, el partido y el tiro más recordado en la carrera de Alberto Herreros ha sido y será el logrado en Vitoria en el año 2005. Desde la esquina derecha del ataque de su equipo, el capitán anotó el triple que le dio la Liga a su equipo y que certificó su adiós por todo lo alto del mundo del baloncesto.

Sin embargo, y tras la canasta de Vitoria, Alberto Herreros, colgó las botas, pero no abandonó el Real Madrid. De inmediato cogió el traje y la corbata, y junto a Antonio Martín comparte la Dirección deportiva del club. La apuesta por Joan Plaza (ULEB y ACB en una misma temporada), la renovación de Felipe Reyes o la contratación de jóvenes con proyección como Lull, son algunas de sus "actuaciones" más acertadas como manager madridista.

El máximo anotador de la historia de la liga ACB, con 8984 puntos en 577 partidos, tiene un reto marcado entre ceja y ceja: la Euroliga. Sus ganas de trabajar por conseguirla no van a parar. Herreros es un ganador, dentro y fuera de la pista. El gran capitán, como le definió Felipe Reyes en DC hace unas semanas, tiene los brazos preparados para acunar trofeos...con el traje bien limpio.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información