Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Gran Canaria recobra confianza en Fuenlabrada y Manresa no tuvo piedad de Iurbentia

EFE - Fuenlabrada EFE - Fuenlabrada
FUENLABRADA 75-86 KALISE GRAN CANARIA

El Kalise Gran Canaria derrotó a domicilio al Alta Gestión Fuenlabrada por 75-86 y recuperó la confianza perdida tras caer el miércoles en su cancha ante el CAI Zaragoza.

Un parcial demoledor de 13-30 en el último cuarto, tras ir a remolque de los locales casi todos el encuentro, fue la clave de un triunfo en el que los grancanarios aprovecharon a la perfección el bajón de los madrileños en el último periodo.

El equipo de Salva Maldonado se aferró al partido cuando lo más fácil hubiera sido claudicar, por ejemplo cuando el Alta Gestión dominaba con comodidad nada más iniciarse el tercer cuarto (49-34. minuto 22) tras encajar un 10-0 de parcial.

A seis minutos del final, el Fuenlabrada se puso por delante por primera vez (66-67, minuto 34), y durante el resto e partido sacó partido de la modorra local para acabar ganando por once de ventaja.

Ficha del partido

75 - Alta Gestión Fuenlabrada (21-18-23 y 13): López 4, Oleson 20, Blanco 15, Mainoldi 2 y Ramos 8, quinteto inicial; además jugaron: Valters 2, Bueno 16, Sandes 8 y Paraíso 0.

86 - Kalise Gran Canaria (18-14-24 y 30): Norris 8, English 18, Moran 6, Savané 18 y Augustine 7, quinteto inicial; además jugaron: Moncasi 0, Kickert 3, Freeland 12, Sanders 9 y Fernández 5.

Árbitros: Amorós, Fernández y Peruga. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada de la Liga ACB disputado en el pabellón Fernando Martín de Fuenlabrada (Madrid) antes 4.791 espectadores.




RICOH MANRESA 75-55 IURBENTIA BILBAO

El Ricoh Manresa consiguió una sólida victoria (75-55) ante un iurbentia Bilbao que en ningún momento supo encontrar una respuesta a la buena defensa de los locales.

Buena muestra de ello son los pocos puntos que consiguió el equipo vasco.

Pese a la eficacia demostrada a lo largo del partido por los hombres de Jaume Ponsarnau, el inicio del duelo fue desacertado por parte de los dos equipos. Tuvieron que pasar 2 minutos y medio para ver la primera canasta, obra de Guillem Rubio, que adelantó al Manresa con el 2-0 inicial.

Paco Vázquez tardó poco en igualar el marcador, pero enseguida se empezó a ver la dureza del Manresa. Un primer ejemplo fueron los tapones conseguidos por Josh Asselin. Un triple del mismo Vázquez permitió al equipo de Bilbao conseguir su única ventaja del partido (4-7, min. 5), pero rápidamente fue contrarrestado por Rodrigo Sanmiguel, que esta vez sí vio canasta con seguridad, (7-7, min.5).

Vidorreta se veía obligado a mover banquillo. Pero aún así, no consiguió mermar el acierto de los locales, que con un triple de Jordi Grimau y una jugada de 2 1 de Serge Ibaka, finalizó el cuarto con un 17-7 en el electrónico.

En el segundo cuarto, el iurbentia mejoró levemente. Al menos, recuperó el nivel en anotación y en tres minutos consiguió más puntos que en todo el primer cuarto (21-26, min. 13). Pero esta mejora no fue suficiente para acercarse con peligro al Manresa, que mantenía con facilidad una cómoda diferencia.

José María Balmón transformó un cómodo triple, nada más salir a pista, que daba al Ricoh una ventaja de doce puntos (34-22, min. 19). El viento soplaba a favor de un sólido Manresa, mientras que el equipo vasco tendría que trabajar mucho si quería tener alguna opción.

A la vuelta del descanso, los catalanes no tuvieron problemas para ampliar su diferencia.

En el último cuarto, el Ricoh tenía la misión de no repetir los errores del primer partido de liga y echar a perder la ventaja. No fue así, y a pesar de la presión en toda la pista que ejercía el iurbentia, los locales supieron agarrar con fuerza las riendas del partido.

La amplia ventaja daba mucha seguridad a los hombres de Ponsarnau, que remataron la faena con dos triples consecutivos de Román Montañez y Tuky Bulfoni (68-45, min. 36), más los mates de un espectacular Asselin, con los que el Manresa llegaba a su máxima diferencia, de 26 puntos (75-49, min. 40).

Parecía que el equipo de Bilbao acabaría el partido por debajo de los 50 puntos. No fue así gracias a los dos triples finales de Luke Recker y Javi Salgado, que dejaron el marcador final en 75-55.


- Ficha técnica:

75. Ricoh Manresa (17 18 25 15): San Miguel (9), Montañez (6), Sánchez, Asselin (12), Rubio (9) -equipo inicial-, Marco (4), Ibaka (9), Grimau (5), Alzamora (6), Bulfoni (9) y Balmón (6).

55. Iurbentia Bilbao (7 16 13 19): Salgado (5), Vázquez (9), Recker (3), Pasalic (13), Weis -equipo inicial-, Banic (11), Blums (3), Lewis (5), Seibutis (2), Guardia (4) y Savovic.

Árbitros: Mitjana, García González y Soto.

Incidencias: Partido de la tercera jornada de la liga ACB disputado en el pabellón Nou Congost ante unos 4.900 espectadores.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información