Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Real Madrid se dejó la Supercopa Endesa

  • Los blancos fueron arrollados por el Unicaja en un mal partido de los de Pablo Laso
Unicaja 94-79 Real Madrid
Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid perdió ante Unicaja y se despidió de la Supercopa Endesa en las semifinales, perdiendo la posibilidad de emular el año perfecto cerrado hace unos días con la Copa Intercontinental. Los malagueños fueron superiores durante los 40 minutos y arrollaron a un Madrid desconocido.

El comienzo de partido del Real Madrid fue bueno. Los primeros cuatro minutos del equipo blanco sirvieron para conseguir una ventaja de 8. Unicaja abusaba de su intensidad y cometía excesivas faltas, cargándose demasiado rápido. Sin embargo, el conjunto malagueño fue poco a poco despertando de su letargo para ir recortando y terminar poníendose por delante con un parcial de 11-2 (min.6). De ahí al final, el intercambio de golpes fue continuo para llegar al final del primer cuarto con un empate a 17, un resultado que varió demasiado en la segunda mitad.

El Real Madrid naufragó en el segundo cuarto. Los blancos no lograron igualar las ganas y la intensidad de los locales y sólo Felipe Reyes y Sergio Rodríguez dieron la talla. En apenas cuatro minutos de segundo acto, los malagueños anotaron 21 puntos. Triple a triple, con Kuminzkas y Nedovic como maestros de ceremonias, el equipo de Joan Plaza hacía mucho daño a los de Laso, hasta el punto de conseguir una ventaja de 10. En los últimos instantes de este periodo, el Real logró frenar la sangría, pero no pudo recortar demasiado y al descanso el resultado era de 46-37.

La polémica hizo su acto de presencia al inicio del segundo tiempo. Un par de faltas inexistentes de Ayón y una tercera de Felipe Reyes encendían a Pablo Laso en la banda y reflejaban que la remontada iba a estar más complicada todavía. Los primeros minutos fueron de poca anotación, pero Unicaja poco a poco comenzaba a despegar, consiguiendo una ventaja de 14 en el minuto 23 de encuentro. El Madrid no lograba reducir la diferencia de los 10 puntos y no sólo eso, sino que al final del tercer cuarto la ventaja de los malagueños llegó a ser de 20 (72-52).

En el último cuarto, el partido parecía destinado a terminar con más de 20 puntos de ventaja de los malagueños. Sin embargo, un arreón del Madrid redujo la diferencia a 13 y parecía que podía haber partido. No fue así, fue un simple espejismo. El cuadro local recuperó terreno y el encuentro finalizó con un contundente 94-79.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información