Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El cansancio no deja al Madrid pelear con Boston

  • UN agotado Real Madrid no ha podido plantar cara a unos Boston Celtics que han ganado en Madrid por un claro 96-111
Real Madrid 96 - 111 Boston Celtics
Defensa Central Defensa Central

El cansancio ha sido el gran rival del Real Madrid en el partido que este jueves le ha enfrentado a los Boston Celtics, ante los que ha perdido por 96-111 sin apenas poder haber plantado cara nada más que un cuarto.

El Real Madrid afrontaba el partido ante los Boston Celtics más como una exhibición que como un compromiso serio, sobre todo después de haber vivido un comienzo de temporada intenso sin vacaciones para los internacionales y tras una campaña, la pasada, cargadísima de encuentros. Y eso se hizo notar ya que los hombres de Pablo Laso fueron a remolque desde el primer segundo sin poder hacer nada por evitarlo.

Pese a que el partido se jugaba a 48 minutos, tal y como se hace en la NBA, el Real Madrid quiso ponerle ritmo intenso desde el primer momento, y eso que acumula el cansancio del Eurobasket y de haber disputado ya Copa Intercontinental y Supercopa. Pero los Celtics ya están más habituados a la velocidad y en los primeros compases consiguieron ventajas, aunque gracias a Thompkins y Ayón (14 puntos entre los dos) el resultado al término del primer cuarto fue de 23-25.

En el segundo periodo el Real Madrid cayó en el juego de los Celtics de lanzar triples casi sin descanso y la puntería se decantó del lado de los americanos. Y es que los hombres de Pablo Laso fallaron hasta ocho lanzamientos lejanos, lo que permitió a los de Boston marcharse al descanso con una ventaja de 11 puntos, con el 43-54 final, la mayor distancia en toda la primera mitad.

Cansancio blanco
Tras el paso por los vestuarios el cansancio se apoderó del Real Madrid que, aunque anotó más puntos que en el segundo parcial, comenzó a bajar sus prestaciones en defensa hasta permitir 31 puntos de los Celtics. Así, el partido entraba en los últimos 12 minutos con un 69-85 que dejaba casi encarrilado el partido para los americanos. La dinámica no cambió en el último periodo y las ventajas llegaron a superar los 20 puntos.

El último periodo sirvió para que Boston probara a los jugadores jóvenes mientras que Pablo Laso intentó dosificar a sus hombres teniendo en cuenta todo lo que se viene por delante con el estreno en Liga el domingo ante Valencia y el próximo viernes en Euroliga ante el Khimki. El resultado final, 96-111, dejó claro que el Real Madrid necesita bajar el ritmo de partidos después de un calendario repleto de compromisos.

El Real Madrid acabó jugando con jóvenes como Doncic, Radoncic y Niande, dejando claro para Pablo Laso lo importante es lo que viene en los próximos días. Thompkins fue el mejor del ‘Laso Team' con 24 puntos y 8 rebotes, mientras que Bradley lideró a los Celtics con 17 puntos.

Real Madrid-Boston Celtics
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información