Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Real Madrid empieza la Euroliga con derrota

  • Los blancos estuvieron siempre a remolque en el partido y no tuvieron opciones de victoria (84-70).
Khimki 84-70 Real Madrid
David Jorquera - La Crónica David Jorquera - La Crónica

La Euroliga empezaba para el Real Madrid ante uno de los equipos favoritos a conquistar esta temporada el cetro de campeón continental. La visita al Khimki representaba para los de Laso, en plena etapa de acoplamiento de la temporada, una piedra muy complicada en su camino.

Ya desde el primer momento se vio que el equipo ruso iba en serio. Con una defensa dura y mucha velocidad en ataque, los locales comenzaron tomando las primeras diferencias del partido (11-6 min.5). Además, la faceta reboteadora empezaba a marcar una diferencia peligrosa entre ambos contendientes. Y es que mientras los pivots del Khimki reboteaban como si les fuera la vida en ello, a los jugadores del Real Madrid les costaba proteger su canasta. Por parte merengue, sólo las acciones ofensivas de Rudy le daban algo de aire (21-14 min.10).

En el segundo cuarto la tónica fue más o menos parecida a la del primero. El rebote del Khimki seguía haciendo mucho daño a un Real Madrid lastrado por las dos personales de Felipe Reyes y Gustavo Ayon. Augustine aprovechó la coyuntura para hacerse fuerte en la pintura merengue y hacer daño al juego interior de los blancos (43-32 min.20).

La salida del equipo blanco tras el descanso fue positiva. Un parcial de 0-5 a su favor, con Maciulis anotando todos los puntos madridistas, obligaba a los rusos a pedir tiempo muerto (43-37 min.21). Sin embargo, la reacción merengue fue cortada en seco por el acierto exterior de los locales, que volvieron a marcharse en el marcador (59-43 min.26). Por parte del Madrid, las mejores acciones ofensivas las seguía protagonizando Maciulis, tanto desde la línea exterior como en penetraciones interiores (59-47 min.28). A la finalización del tercer periodo, el equipo blanco perdía por 13 puntos (61-48).

Como ya pasara tras el descanso, la entrada del Real Madrid en el cuarto fue buena. Con Llull liderando los ataques blancos, el equipo de Laso logró bajar la diferencia por debajo de los 10 puntos (62-54 min.32). Sin embargo, los rusos volvieron a encontrar la forma de reaccionar y con una recuperación de balón y un par de lanzamientos acertados volvieron a ampliar la diferencia (68-54 min.33).

El Real Madrid intentaba mantenerse en el partido, pero sus ataques no eran lo suficientemente elaborados y atrás no terminaba de apretarle las clavijas al cuadro ruso (77-61 min.38). Al final, el equipo blanco no pudo arrimarse lo suficiente como para tratar de comprometer el triunfo del Khimki y terminó perdiendo su primer partido en esta Euroliga por 84-70.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información