Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Real Madrid volvió a perder fuera en Europa

  • Los de Laso sucumbieron en el campo del Fenerbahce por 11 puntos de diferencia (77-66).
Fenerbahce 77-66 Real Madrid
David Jorquera - La Crónica David Jorquera - La Crónica

Después de que el Real Madrid le pasara por encima al Fenerbahce en la última Final Four lo cierto es que los turcos esperaban la visita merengue con muchas ganas. Evidentemente no era comparable ni el marco ni la altura de la competición. Parecía una simple cuestión de honrilla para ellos el poder medirse al que fue su último verdugo en Europa.

Ya desde el inicio del encuentro se vio a un Fenerbahce con ganas y motivación. La defensa planteada por Obradovic consistía en no dejar maniobrar a los exteriores, con múltiples cambios de los ‘pequeños’ (13-6 min.5). El Real Madrid supo aguantar el envite inicial y con una mejora atrás y un par de buenos ataques llegó a la finalización del primer acto con el encuentro prácticamente empatado (20-18).

En el inicio del segundo cuarto se repitió un poco la misma historia. Salida fuerte de los locales a la que el Real Madrid no terminaba de encontrar respuesta. Y no lo hacía porque el lanzamiento exterior no era el de la precisión de otras veces (25-18 min.12). Eso sí, el trabajo de Felipe Reyes en el rebote ofensivo permitía a los de Laso vivir de segundas oportunidades (35-29 min.19). Al descanso, el Madrid se iba con siete puntos de desventaja y con la sensación de que a nada mejoraran sus porcentajes exteriores el partido podía cambiar (39-32 min.20).

El paso por los vestuarios volvió a dar un arranque de cuarto difícil para el Real Madrid. En esta ocasión fueron las faltas personales las culpables. Y es que en apenas un minuto real de juego, los blancos ya estaban al borde del bonus. Por su parte, Fenerbahce parecía tener licencia para dar cera sin ningún tipo de consecuencia (52-39 min.25). Por suerte para los de Laso, el ‘pegamento’ de Felipe Reyes le permitía mantenerse en el partido y entrar en el último cuarto con una renta de siete puntos abajo (63-56 min.30).

El último periodo arrancó con máxima igualdad. El Madrid seguía sin estar especialmente fino en el ataque, aunque parecía que su defensa sí mejoraba. Lo justo para, al menos, mantener las diferencias en la misma sintonía, algo que no era beneficioso para el cuadro blanco (69-60 min.35). Los minutos se iban consumiendo y los de Laso no se conseguían arrimar a una distancia suficiente como para que los locales pudieran sentir que el partido peligraba para ellos (77-66 min.40). De esta forma, el Madrid perdía su segundo partido de la temporada en Europa.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información