Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un 'vendaval' blanco impulsa al Madrid al Top-16

  • Bayern de Münich 67-Real Madrid 86
Bayern de Münich 67-Real Madrid 86
Miguel Ángel Díaz Miguel Ángel Díaz

Recital del Real Madrid en Münich para 'sellar' prácticamente el pase al Top-16 de la Euroliga. Los blancos realizaron una segunda parte celestial con Sergio Rodríguez al mando y Gustavo Ayón en modo 'ejecutor'. El mexicano anotó 22 puntos y fue el 'jefe' de una defensa madridista que rayó la perfección en los últimos 20 minutos.

Al Real Madrid le costó poner el motor en marcha. Los primeros cuartos suelen evidenciar los problemas defensivos del equipo madridista. La defensa no ajustaba y el Bayern encontraba tiros cómodos por fuera y por dentro. Dos triples de Savanovic y Taylor elevaban la desventaja madridista hasta los 6 puntos en el primer cuarto (14-8). Fue ahí cuando la calidad y la garra de Ayón cambiaría la dinámica madridista en ataque. Un mate con tiro libre adicional le cambiaba la cara al conjunto madridista.

El despegue definitivo se produciría con la entrada de Doncic, con el debut de N’Dour en el segundo cuarto, y sobre todo, con el trabajo físico de Jeff Taylor. El sueco le dio vigor, juego, defensa y anotación al Madrid. El Madrid se ‘escapaba’ seis arriba (22-28) y parecía tener opciones de romper el partido. Pero un francotirador llamado KC Rivers-el madridismo bien sabe de lo que es capaz-dinamitó la reacción merengue. El equipo de Laso se volvió a ‘atascar’ y el Bayern dominaba al descanso 38-36.

Nadie o casi nadie podría esperar lo que pasaría en el tercer cuarto. Como si el equipo se hubiera retrotraído una temporada atrás, el Real Madrid volvió a sus orígenes, a defender como si no hubiera mañana y a encontrar en ataque todos los caminos. Sergio Rodríguez dirigía, Ayón ‘machacaba’, Llull le metía intensidad, Taylor la intimidación y la agresividad y el equipo de Laso lo bordaba. Tanto es así, que en apenas 10 minutos dejaba ‘listo de papeles’ el partido (51-69 al final del tercer cuarto).

Tanto es así que el último cuarto fue un mero paseo. Jugadores como Maciulis o Thompkins se soltaron de cara al aro rival, los blancos las ‘enchufaban’ de todos los colores. Ayón seguía a lo suyo-22 puntos, 8 rebotes, 6 robos y 2 tapones- por dentro y el ‘Chacho’ no dejó un segundo de mover la varita mágica para sellar una segunda parte que fue un auténtico recital. El Madrid ha dado un ‘golpetazo’ encima de la mesa para demostrar que está más vivo que nunca. Ya solo falta ganar a Estrasburgo para ‘cantar’ plaza en el Top-16 de la Euroliga.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información