Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid 'tira' el primer Clásico de la temporada

  • Real Madrid 84-Barcelona Lassa 91
Real Madrid 84-Barcelona Lassa 91
Miguel Ángel Díaz Miguel Ángel Díaz

El Real Madrid de baloncesto ha perdido el 'clásico' ante el Barcelona por 84-91 en el Barclaycard Center. Los de Laso sufrieron en ataque y no jugaron con la intensidad necesaria en defensa para ganar a los de Xavi Pascual. Sergio Llull terminó lesionado y podría perderse el inicio del Top-16 de la Euroliga ante el Brose Basket Bamberg.

Ya avisó Pascual en la previa que sería un partido de alta anotación. Desde luego, la primera parte no defraudó las previsiones. El Barça salió caliente, con un gran Satoransky haciendo daño en el ‘poste’ y con Tomic percutiendo-como de costumbre ante el Madrid-en la zona. Los culés se marchaban 9-17 y obligaban a Laso a pedir tiempo muerto. Pero igual que se va, el Real Madrid siempre vuelve, y cuando lo hace suele hacerlo como una ola arrolladora.

En apenas 1 minutos, dos triples seguidos de Maciulis, una canasta de Llull y otros triples de Carroll ponían por delante a los blancos (23-22). Pau Ribas no quería quedarse atrás y cerraba el primer cuarto con un triple brutal sobre la bocina (23-25). El Barça hacía daño por dentro y el Madrid era incapaz su defensa interior. Solamente los triples salvaban a un equipo blanco muy errático en la pintura.

Tomic fue el aniquilador merengue en el primer acto y Samuels lo fue en el segundo. El jamaicano anotaba 8 puntos seguidos y mantenía siempre por delante a los azulgranas. Laso intentaba ajustar defensas pero el Madrid no encontraba el camino para ponerse por delante. El partido se movía siempre en desventajas de entre 2 a 6 puntos que parecían no preocupar excesivamente a los merengues.

Sin defensa no se puede ganar a un grande. El Real Madrid naufragó de nuevo en el tercer cuarto. Mal atrás y peor en ataque, el Barça se disparó en el tercer cuarto. Sin intensidad, con la cabeza más puesta en el Top-16 que en la ACB, al equipo madridista se le fue el partido de las manos en un penoso tercer acto. Ribas, Vezenkov y un sublime Satoransky dejaban 58-74 el marcador a falta de 10 minutos.

Solo una ligera reacción basada en el orgullo maquilló un resultado que en ocasiones rayó lo ridículo para el Real Madrid. Para colmo de males, Llull terminaría lesionado y jugadores como Taylor retrocedieron 3 meses en su progresión. ‘Clásico’ para olvidar para las huestes blancos. Aviso para los de Laso que deberán cambiar el ‘chip’ en Europa. El Top-16 no permite fallos y el grupo será de órdago. A reaccionar.

 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información