Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Aíto sigue teniendo el secreto para ganar en Bilbao

  • Unicaja rompe su maleficio con un triunfo cómodo
EFE EFE


El Unicaja ha roto hoy su maleficio en La Casilla, donde había perdido sus tres últimos partidos, con un claro triunfo (61-72) sobre un iurbentia Bilbao Basket que sólo aguantó al equipo malagueño en el segundo cuarto.

Esta victoria permite, además, a Aito García Reneses mantenerse incólume en la cancha bilbaíno, en la que cuenta por triunfos sus visitas, cinco, al Iurbentia desde que el conjunto de Txus Vidorreta ascendiese a la ACB.

El éxito de Unicaja fue global, es decir, gracias a un trabajo eminentemente colectivo, pero, por encima del resto, destacaron los dos Carlos, Jiménez y Cabezas.

EXHIBICIÓN DE JIMÉNEZ

El ala-pívot ofreció en una cancha siempre muy complicada para sus visitantes una de esas actuaciones que no se ven mucho, pero que acaban desequilibrando. Uno de esos partidos que han hecho de él un jugador valorado muy por encima de las estadísticas, esta vez también brillantes (17 puntos anotados y 25 de valoración).

El base (asimismo, 17 puntos) estuvo también para lo que necesitó su equipo. Para darle puntos al principio desde su puesto natural y para apuntillar después de la posición de escolta, a la que se desplazó en ocasiones.

Enfrente, el Iurbentia aguantó solo un cuarto. Lo que dio de sí en ataque su baloncesto trabajado, pero excesivamente dependiente de Javi Salgado. A la espera de la evolución de Janis Blums y Renaldas Seibutis, bien en las dos primeras jornadas, parece que al conjunto bilbaíno le faltan hombres que generen sus propias canastas y algo más de anotación interior en la zona rival para recordar al excelente grupo del año pasado.

Así, su atasco de hoy en ataque (21 tiros anotados de 60 intentados; con Lucas Recker en 1 de 12 y Salgado y Paco Vázquez cada uno en 1 de 8) no pudo ser suplido por su ingente esfuerzo defensivo y la inestimable ayuda que recibe desde la grada. A pesar de mala tarde en el tiro, Salgado fue el mejor de su equipo.

IURBENTIA EMPEZÓ MANDANDO Y ACABÓ ARROLLADO

Comenzó mandando en el choque el Unicaja, que se colocó rápido en 8-12, pero reaccionó el Iurbentia y, gracias a sus mejores minutos del choque, logró terminar por delante el primer cuarto (21-15).

Hasta ahí llegaron hoy los locales, que después de ponerse 7 puntos arriba al inicio del segundo parcial (24-17) vio como le arrollaba el Unicaja hasta dar la vuelta claramente al partido (29-40 al descanso).

Los apenas 8 puntos en 10 minutos del segundo cuarto no hacía sino avanzar lo que le iba a ocurrir al equipo bilbaíno en el tercer, en el que solo sumó 12. En su descargo, hay que destacar que fueron una técnica y una antideportiva a Fred Weis lo que permitió salir a su rival de un momento de apuro (38-43) y plantarse en el último cuarto con 14 puntos de ventaja (41-55).

Los últimos diez minutos fueron un quiero y no puedo del Iurbentia y una labor de zapa del Unicaja, en el que definitivamente se agrandó Jiménez.

Ficha técnica:

61 - Iurbentia Bilbao Basket (21 8 12 20): Salgado (4), Paco Vázquez (8), Quincy Lewis (7), Banic (11) y Weis (3) -cinco inicial-; Blums (8), Recker (7), Seibutis (3), Savovic (-), Pasalic (10) y Guardia (-).

72.- Unicaja (15 25 15 17): Cabezas (17), Kelati (6), Welsch (7), Jiménez (17) y Archibald (8) -cinco inicial-; Omar Cook (3), Gomis (1), Haislip (7), Ndong (6) y Cortaberria (-).

Árbitros: Arteaga, Guirao y Peruga. Eliminados por faltas personales los locales Banic (min.37) y Paco Vázquez (min.39).

Incidencias: Unos 5.000 espectadores en La Casilla. Cuarta jornada de Liga. Presenció el encuentro el director de Arbitraje de la Euroliga, Costas Rigas
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información