Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Slaughter desconocía la ilegalidad de su pasaporte

  • El jugador norteamericano creía que el pasaporte era oficial
El jugador norteamericano creía que el pasaporte era oficial
 Defensa Central Defensa Central

Nuevo capítulo en el 'caso Slaughter'. Tras toda la polémica surgida con el tema de su pasaporte, las últimas informaciones que han salido a la luz cuentan que el ex jugador del Real Madrid en ningún momento era consciente de que estaba en posesión de un pasaporte falso.

Al parecer la temporada pasada Marcus Slaughter pagó hasta 35.000 euros por hacerse con un pasaporte de Guinea Ecuatorial que le permitiera jugar en el conjunto blanco como no extracomunitario. Richard Nguema, hijo de un diplomático del país africano, hizo de intermediario y tendrá que declarar ante el juez el próximo 9 de marzo. La adquisición de este tipo de pasaportes 'express' es habitual tanto en el fútbol como en el baloncesto, pero el caso de Marcus Slaughter es algo especial.

La numeración del pasaporte del ex jugador blanco es idéntico al de Andy Panko, también norteamericano. A partir de esto se ha abierto una investigación que puede perjudicar, y mucho, al Real Madrid. Según informa La Vanguardia, fuentes cercanas a Slaughter afirman que el jugador en ningún momento era sabedor de que estaba quebrantando la ley y que creía que el pasaporte que tenía de Guinea Ecuatorial era totalmente legal.

El pívot americano, actualmente en Darussafaka turco, está tranquilo con el tema. Desde su entorno afirman que el jugador está seguro de su inocencia y que simplemente le pagó al intermediario creyendo que el pasaporte era totalmente legal. Así lo explican en palabras publicadas por La Vanguardia. "Sería muy idiota por su parte presentarle un pasaporte a sus clubs, a la ACB y a la Federación Española de Baloncesto sabiendo que eran falsos. Ahora bien, es el juez quien debe dictaminar sobre todo eso”.

 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información