Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Primera derrota del Real Madrid en Euroliga y en Pionir

Defensa  Central Defensa Central
El pabellón Pionir celebró la primera victoria sobre el Real Madrid después de despedirle como ganador en otras doce visitas con un encuentro paradigmático para los blancos, que perdieron la batalla en la zona durante la primera parte, pero que se agarraron al saber estar de Sergi Llull (espectacular su arranque de temporada), Felipe Reyes y el estadounidense Quinton Hosley para intentar el milagro en la segunda parte que, aunque se rozó, no pudo culminarse en victoria.

El Real Madrid nunca había perdido en el pabellón Pionir, una de los feudos históricos de la canasta europea. Sumaba una docena de presencias sin perder. Pero el talento parece surgir de una fuente inagotable a orillas del Danubio. Los grandes clubes se acercan todos los años para fichar a jugadores jóvenes y con proyección. El Partizan los sustituye como piezas de dominó.



Los porcentajes, claros

Los títulos no llegan porque no les dan tiempo a consolidar un proyecto. Pero el carácter, el ambiente de la grada y todo lo demás permanece inmutable. El Partizán hizo gala de lo que se esperaba de él: infalible en el tio exterior y carga constante en el juego interior.

El descanso dio un respiro al bloque dirigido por Joan Plaza con unas estadísticas que reflejaban la intensidad de los locales: seis de doce triples y veintiocho rebotes para los de casa (diez ofensivos) por cero de cinco triples y once rechaces (tres defensivos) en las cuentas del cuadro español.

Al Madrid le salvaron la cara Sergi Llull -diecinueve puntos-, sensacional por inteligencia, efectividad compromiso y generosidad para el equipo; Felipe Reyes, que enseguida tuvo que salir para frenar las opciones que el enorme Slavko Vranes (2,29 metros) abría en la zona; y el estadounidense Quinton Hosley (catorce puntos).

Las faltas frenaron a Reyes, igual que a Bullock, del mismo modo que una defensa zonal y el coraje de los hombres que dan la cara en la primera línea del frente dieron la opción de ganar a un Madrid que volvió a tirar de esa casta inagotable que, desde la llegada de Plaza, mantiene partido tras partido.

El Partizán estableció doce puntos de ventaja al borde del intermedio (31-19), se encontró con la zona, con un mejor Madrid y con un Hosley dispuesto a ganarse el pan en este equipo y encajó un parcial de 3-17 al inicio del tercer periodo que daba pie a pensar en un milagro madridista (47-55).

Pero los serbios tampoco tiraron la toalla, recuperaron el tino en el perímetro, tomaron la delantera con cinco minutos por delante (65-63) y doblegaron a un conjunto que no conocía la derrota en el Pionir. Milenko Tepic y Alesandar Rasic dieron alas al Partizán que se acabó llevando el triunfo por cuatro puntos. El Madrid debe sobreponerse cuanto antes. Hay tiempo de sobra, y el próximo fin de semana espera el TAU en Vitoria. Los grandes equipos lo son porque saben levantarse rápidamente tras los golpes. Los blancos deben demostrarlo aunque más de uno empezará ya a afilar los dientes y los cuchillos.

- Ficha técnica:

81 - Partizan (21 23 13 24): Tepic (16), Rasic (18), Vitkovac (10), Lasme (12), Vranes (-) -cinco inicial-, Milosevic (-), Tripkovic (6), Velickovic (13), Aleksic (-), Bozic (-) y Rakocevic (6).

77 - Real Madrid (13 25 21 18): López (2), Bullock (9), Hosley (14), Hervelle (1), Papadopulos (10) -cinco inicial-, Sánchez (-), Reyes (11), Mumbrú (7), Massey (4) y Llull (19).

Árbitros: Pitsilkas (GRE), Cerebuch (ITA) y Paternico (ITA).

Incidencias: encuentro correspondiente a la segunda jornada de la primera fase de la Euroliga 2008-09 disputado en el pabellón Pionir ante unos 6.100 espectadores
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información