Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Agónico triunfo en la prórroga ante UCAM

  • El Real Madrid no pudo ganar en Murcia hasta la prórroga a pesar de que llegó a ir ganando de 19 puntos.
Real Madrid. Baloncesto Real Madrid. Baloncesto
El Real Madrid ganó con mucho sufrimiento.
Raúl Gutiérrez Raúl Gutiérrez

El Real Madrid consiguió ganar en Murcia ante UCAM a pesar de jugar una segunda mitad realmente mediocre. Los blancos tuvieron que esperar a la prórroga para sumar una nueva victoria en ACB.

Un mal partido en Murcia pudo costarle un nuevo disgusto al Real Madrid. A pesar de que los blancos llegaron al último cuarto con una ventaja de 14 puntos y llegaron a tener una ventaja de 19, tuvieron que esperar al tiempo extra para ganar el encuentro después de que Cabezas igualara sobre la bocina. El cuadro murciano no perdió la esperanza en ningún momento y se aprovechó de que el Madrid empezó a pensar en el Khimki antes de tiempo, una confianza que le ha costado a los blancos más desgaste todavía.

El encuentro comenzó con máxima igualdad. El primer cuarto fue de idas y venidas, con el Murcia dando guerra y con 26-26 al término de los 10 primeros minutos. A partir de ahí, el equipo empezó a funcionar ofensivamente y en el segundo cuarto consiguió darle un vuelco al partido. No obstante, los fantasmas regresaron desde el tercer cuarto. Los locales se lo empezaron a creer y aunque el Madrid llegó a ir con 19 de ventaja, ésta fue disminuyendo en el tramo final.

El Real Madrid encajó un parcial 27-13 en el último cuarto, engañoso teniendo en cuenta que los blancos sólo llevaban 4 puntos después de 8 minutos. Los tiros libres a última hora mejoraron la estadística, pero no impidieron que Cabezas igualara con un triple inverosímil sobre la bocina. Igual que ante Caja Laboral, pero esta vez al menos los blancos contaban con la prórroga para solucionar el problema. Y así fue.

Los de Pablo Laso mejoraron defensiva y ofensivamente en el tiempo extra, y entre Sergio Rodríguez, Rudy y Doncic finiquitaron el encuentro. Victoria agónica que no aleja las dudas pero que permite mirar con mejor cara al encuentro del próximo jueves ante el Khimki, en el que los blancos decidirán su futuro en Europa.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información