Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un “deja-vu” que vale un 2-0 para el Madrid

  • El equipo de Laso se impuso al Valencia por 97-88.
Sergio Llull Sergio Llull
Sergio Llull
Carlos Muñoz Carlos Muñoz

El Real Madrid se impuso al Valencia Basket por 97-88 en un partido donde se volvió a sufrir, pero donde de nuevo, en un último cuarto de escándalo y con un Sergio Llull asumiendo las bolas importantes, van a Valencia con los deberes hechos y con dos posibilidades de meterse en la Final de la ACB.

Un titán mexicano y unos fantasmas que vuelven a aparecer (19-10)

El inicio del partido iba a ser similar al anterior, excepto aquel gran último cuarto del Real Madrid, defensas muy juntas y aprovechando el movimiento rápido del balón. Ayón empezó siendo el mayor peligro en ataque. De nuevo volvían a aparecer los problemas en el tiro exterior en el Valencia Basket y eso lo aprovechaba el Real Madrid para coger una ligera ventaja en el ecuador del cuarto.

El primer triple del partido fue para Sergio Rodríguez, el Palacio se venía arriba y más aún cuando los de Pedro Martínez no encontraban el aro en jugadas sencillas. La jugada del cuarto la firmaron entre Sergio Rodríguez y Ayón, un alley-hoop que culminó el mexicano para llegar a los ocho puntos.

Los últimos minutos de cuarto, el Real Madrid se mostró seguro en defensa, pero en ataque de nuevo volvían a aparecer las pérdidas de balón, bien es verdad, que el Valencia Basket volvió a revivir la desastrosa experiencia del partido anterior, desde el perímetro con 0 de 5 en triples.

Marcador ajustado, partido ajustado (41-39)

El equipo de Pedro Martínez empezó con otro aire el segundo cuarto, encadenó un parcial a favor de 0-5, consiguieron anotar su primer triple,  se les veía más intensos en defensa. Algo a lo que el Real Madrid contestó con una canasta en penetración de Felipe Reyes.

No se rendirían los valencianistas, un gran despliegue defensivo obligaba a lanzar tiros difíciles a los de Laso y ahora, en este segundo cuarto, el aro lo veían más grande con sendos triples de Stefansson y San Emeterio.

De nuevo tenía que salir el capitán, Felipe Reyes, para cortar ese parcial. Las pérdidas, esta vez, las sufriría el Real Madrid y las aprovecharía Valencia Basket para empatar el partido a treinta, a falta de tres minutos para el final del cuarto.

Seguía sin estar cómodo el Real Madrid, la defensa del perímetro de Valencia Basket era muy dura y sólo por dentro parecía poder hacer daño el conjunto blanco, como quedó demostrado con una jugada de 2+1 de Sergio Rodríguez.

Dos triples seguidos de Diot ponían por delante a Valencia Basket y las decisiones arbitrales no gustaban en el público del Palacio. El partido se fue al descanso con un canastón de Doncic sobre la bocina.

Máxima igualdad y diez minutos por delante (62-63)

La segunda parte en el arranque, comenzó con dos buenas canastas de Dubljevic debajo del aro, el Real Madrid conseguía mejorar su porcentaje en triple, (2/11) con Trey Thompkins anotando desde la esquina. No duró mucho, el Valencia Basket seguía apretando, Taylor se marcó un gran tapón y Thompkins la bronca de Laso.

El Real Madrid parecía estar desconectado del partido, el público le daba apoyo, pero de nuevo Dubjlevic se imponía a Ayón en la zona, pero aparecían Sergio Llull para meter un triple al filo de la posesión y Jeff Taylor con un canastón en jugada de 2+1 para volver a poner arriba a los de Pablo Laso.

Cada posesión era importante, se intercambiaban los triples y aparecía Llull en el partido para ponerse con diez puntos a menos de tres minutos para el final del cuarto. El Real Madrid poco a poco se crecía, con un Rudy inspirado en el rebote y con Ayón y el “Chacho” conectando. Nos iríamos a los últimos diez minutos con un marcador más igualado imposible y con el Valencia Basket por delante.

Un cuarto dinamitado por Llull y a Valencia buscando la Final (97-88)

Comenzaba el último y definitivo cuarto con un parcial de 5-0 para el Real Madrid, a lo que Lucic contestaba con un triple. Llull sacaba la garra en una canasta en transición que los árbitros no concedieron, pero Jaycee Carroll apareció con un triple que daba oxígeno.

Cada rebote defensivo se celebraba como un triple, Ayón con una canasta a aro pasado, llevaba el delirio al Palacio. El Real Madrid circulaba más rápido el balón y encontraba mejor a Felipe en la zona. El Valencia Basket no se despegaba del todo, pero ahí estaba Rudy, de nuevo desde la esquina castigando desde el triple.

El conjunto de Pedro Martínez no aprovechaba los tiros libres para acercarse en el marcador, mientras que el Real Madrid si; cada vez que Valencia Basket se acercaba, el conjunto blanco contestaba con un triple, en esta ocasión fue Nocioni, pero Diot, no quería dejar escapar al Real Madrid.

Era el momento de los grandes jugadores, y apareció Sergio Llull para anotar dos triples, ser el máximo anotador del partido y poner patas arriba el Palacio de los Deportes. El Real Madrid, como en el anterior partido, dinamitó el partido con una jugada de Felipe Reyes de 2+1 que ponía una diferencia de diez puntos.




Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información