Ir a versión clásica Ir a versión móvil

¡Campeones de Liga y doblete del R.Madrid!

  • El equipo de Laso se impuso en el cuarto partido de la serie ante el Barcelona y, con ello, se llevó el título de Liga (91-84).
Real Madrid, campeón, ACB Real Madrid, campeón, ACB
El Real Madrid ganó la Liga FOTO: RealMadrid.com
Carlos Muñoz Carlos Muñoz

El Real Madrid es el campeón de la liga ACB 2015-2016 tras vencer al FC Barcelona Lassa por 91-84, en un partido muy ajustado pero donde al final la calidad de los de Laso se impuso. Sergio Llull fue nombrado MVP de la final.

Un Barça bien plantado en defensa seca al Madrid (19-26)

Un partido separaba al Real Madrid de otro título de liga, un Palacio donde no cabía nadie que apretaba como nunca y que veía como Trey Thompkins sacaba un 2+1 en la primera jugada y en la siguiente volvía a anotar. Sin embargo, ese buen comienzo no amedrentó a un Barcelona que buscaba a Tomic en la zona y a Oleson en el perímetro.

Se veía a un Barça Lassa más ágil en el ataque, una buena jugada de Doellman, quién pasó a Tomic, ponía la ventaja para los de Pascual, una situación que aprovecharía Satoransky para sacar otro 2+1 a Thompkins y escaparse seis puntos en el marcador.

Cada ataque era una batalla debajo de los aros, los árbitros tomaban alguna decisión que provocaba los abucheos de la grada, el que más los notaba era Ante Tomic, no olvidan su pasado madridista. El Barcelona movía el balón más rápido que el Real Madrid y los blancos en ataque no se encontraban nada finos.

El cuarto concluyó con una pérdida de balón del Llull que el Barcelona no aprovechó con Carlos Arroyo, quién disputó sus primeros segundos en el partido.

Con la garra de Nocioni y la habilidad del Chacho, se iguala (45-47)

No parecía haber mejores sensaciones al inicio del segundo cuarto, el Barcelona encontraba superioridad en la zona con los hombres altos, pero un buen triple de Llull ponía cerca de los blancos. El rebote ofensivo era la gran asignatura pendiente de los de Laso, mientras en ataque parecía que el equipo empezaba a despertar de la mano de los dos “Sergios”.

La figura del Chacho aparecía en el cuarto, la garra de Nocioni servía para sacar una falta que acercaba al Real Madrid en el marcador y en defensa el equipo parecía tener otra cara, el Barcelona tenía que apurar la posesión y se le obligaba al fallo.

A falta de menos de cinco minutos, una contragolpe perfecto del Real Madrid lo culminaba Rudy con un triple que ponía de nuevo por delante a los de Laso, el Palacio se venía abajo, se había remontado una distancia de más de diez puntos. Ambos equipos intercambiaban canastas, el Barcelona en la figura de Tomic y el Real Madrid en la figura de Sergio Rodríguez, que además de anotar, asistía.

Nos fuimos al descanso con un partido igualado, por un Real Madrid que dio un paso adelante en ataque mientras que el Barcelona se dedicó a seguir con su ritmo de anotación.

Llull, Thompkins y el aliento del Palacio (72-65)

La segunda parte se veía a un Barcelona y a un Real Madrid que iban a tener que sudar para anotar, Thompkins empataba y Oleson de tres ponía arriba a los de Xavi Pascual. Intercambio de golpes digno de una final, Carroll anotaba sus primeros puntos tras robo de balón.

La responsabilidad en ataque era cosa de Sergio Llull, en defensa el Real Madrid se cargaba de faltas demasiado pronto. Un gran triple deSatoransky a punto de acabarse la posesión daba una ventaja de dos puntos. Dos buenas defensas de los blancos y un 2+1 de Sergio Llullhacían enloquecer al Palacio, el de Mahón se iba hasta los diecisiete puntos, pero Juan Carlos Navarro con un triple devolvía la igualada a 63.

La clave de la solidez en defensa y la rabia en ataque contagiaban a una afición que se volvía loca con una canasta a aro pasado de Ayónque ponía el 67-63 a falta de menos de tres minutos para el final. El Real Madrid no quería dejar escapar la oportunidad de ser campeón ante un público entregado.

Un parcial de 7-0 para el Real Madrid cimentado en una gran defensa servía para poner una diferencia de siete puntos, y aquí aparecía el mexicano Ayón. El Barcelona cortaba el parcial con una canasta de Abrínes, quién disputaba sus primeros minutos en el partido, algo llamativo.

Encarábamos los últimos y definitivos diez minutos, con un partido sin cerrar y donde los nervios poco a poco se harían notar

Un cuarto que vale una liga (91-84)

Cada balón se iba a disputar como si fuera el último, cada canasta del Real Madrid iba a ser una losa para el Barcelona. Los de Lasoseguían firmes en defensa, en los ataques apuraban al máximo la posesión, lo que obligaba a tiros complicados y perder la posibilidad de anotación. 

El Barcelona endurecía su defensa, ambos equipos erraban en sus ataques, el dato casi en el ecuador del cuarto era un marcador de 2-5 para el Barcelona, una anotación muy pobre por parte de ambos.

Un 2+1 de Doellman ponía al Barcelona a un punto, el Chacho anotaba un triple, Satoransky penetraba ante Carroll y el gran capitán,Felipe Reyes se hacía fuerte debajo del aro para sacar un 2+1 a Tomic y dar algo de oxígeno al equipo. Entrabamos en una fase emocionante del partido y de nuevo Sergio Rodríguez se sacaba un triple de la chistera para poner seis arriba al Real Madrid.

El balón no le quemaba a Perperoglou para anotar un triple desde la esquina, y mucho menos a Sergio Llull para entrar como un avión por el centro de la zona para anotar. Cada canasta acercaba al Madrid al título, cada canasta acercaba al Barça al empate.

La diferencia se iba hasta los siete puntos a falta de menos de minuto y medio para el final. El Barça no se rendía, un parcial de 0-4 les hacía ponerse a tres puntos a menos de un minuto, el final del partido iba a ser de absoluto infarto, propio de una final y de estos equipos.

Rudy convertía dos tiros libres, el Real Madrid defendía a la perfección y el Palacio ya celebraba la liga al grito de “campeones campeones”, el banquillo también celebraba la liga. El Real Madrid se hace con el doblete, Copa del Rey y Liga.  




Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información