Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Maldito tercer cuarto

  • El Real Madrid no pudo traerse la victoria del Fernando Buesa Arena a pesar de jugar un partido serio
David Jorquera - La Crónica David Jorquera - La Crónica
El Real Madrid cayó derrotado en su visita a Vitoria por 91-81 ante el TAU en un encuentro más parecido a los play-off que a un choque de temporada regular. Los blancos estuvieron bien durante tres de los cuatro periodos, sin embargo, la maldición del tercer periodo volvió a sobrevolar a los de Plaza que tendrán que pensar en la cita del próximo jueves en Euroliga ante el CSKA en Vistalegre para resarcirse de las últimas derrotas.



El músculo que Joan Plaza tantas veces reclamó la temporada pasada tras las derrotas ante Unicaja (con un N"Dong demoledor) en los play-off por el título de la ACB, y el Maccabi en Euroliga, con un Morris decisivo para los israelíes, apareció en el Fernando Buesa Arsena cuando más criticado estaba aunque no fue suficiente para obtener la victoria ante el TAU.

Massey y Hosley, que se movían sobre la pista de Vitoria como si del gimnasio de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas se tratara, mantuvieron a flote al Real Madrid gracias a sus saltos, sus brincos, su espectacularidad y, sobre todo, a su eficacia. La igualdad que presidía el luminoso captaba la intensidad del partido que, en ocasiones, especialmente en el primer cuarto, fue blando en cuanto al tema de puntuación ofensiva.

Si hablamos de "blandeza", uno de los aros que cubrió en el primer acto el ataque del Real Madrid, no debió pensar lo mismo. El americano, con pasaporte macedonio, Jeremiah Massey, se encargó de presentar la potencia de la que hacía gala en la liga griega estampando un machaque digno de una auténtica tuneladora. La afición vitoriana no tuvo más remedio que sacar a pasear las palmas para aplaudir la mejor jugada de Massey desde que fichó por el Real Madrid. El chico promete y, si la adaptación se lo permite, será un referente en el conjunto blanco.

Hosley no quiso ser menos y también sacó a relucir sus brazos. Un torbellino en ataque y un "carpanta" del rebote. Hosley demostró sus credenciales delante de Pete Mickeal, el que dicen es el mejor alero de la competición española.

Tercer cuarto mortal



Dicen los grandes entendidos del mundo de la canasta que un partido se gana, especialmente, en el tercer cuarto. Y el Real Madrid murió en dicho periodo. El TAU apretó las clavijas en la defensa, en ocasiones rozando, incluso, la falta personal y el físico del que había vivido al comienzo del partido se fue agotando. Los vitorianos, además, se encontraron con el toque mágico de Prigioni, un jugador, el argentino, que ante el Real Madrid suele hacer el partido de su vida. Varios triples consecutivos suyos dispararon al TAU en el marcador.

Sin embargo, cuando se habla del Real Madrid y estando Felipe Reyes de por medio cualquier cosa es posible. Joan Plaza, el "pésimo" entrenador al que tantas e injustas veces se ha criticado, se sacó de la chistera una defensa zonal que devolvió al partido al equipo madridista. Un parcial espectacular de 5-18 para el conjunto blanco volvió a apretar el marcador (77-71) a tres minutos del final del partido. En ese momento al TAU le volvió Dios a tocar con su lucidez. Si en el tercer periodo fue Prigioni, en el último cuarto tanto Rakocevic como, sobre todo, el provocador Teletovic (que se partía de la risa al ver la brecha de Hervelle en la ceja que él mismo le había provocado al sacar a pasear el codo) abrieron una pequeño agujero que ni Felipe ni Bullcok pudieron subsanar a pesar de sus ganas.

- Ficha técnica:

91 - Tau Cerámica (15 25 30 21): Prigioni (15), Rakocevic (26), Mickeal (4), McDonald (4), Splitter (10) -cinco inicial-, San Emeterio (9), Sergi Vidal (2), Shakur (3), Barac (5) y Mirza Teletovic (13).

81 - Real Madrid (13 22 18 28): Pepe Sánchez (-), Bullock (22), Hosley (6), Massey (8), Reyes (20) -cinco inicial-, Sergio Llull (2), Alex Mumbrú (12), Papadopoulos (2), Raúl López (7) y Axel Hervelle (2).

Árbitros: Arteaga, Conde y Jiménez. Excluyeron por las cinco faltas personales a Tiago Splitter (m. 37) y Alex Mumbrú (m. 40). Señalaron sendas faltas técnicas a los banquillos del Tau Cerámica y del Real Madrid (m. 39), a ambos por protestar.

Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de la Liga ACB, de Baloncesto, disputado en el Pabellón "Fernando Buesa Arena" con una asistencia, según los datos facilitados por el club vitoriano, de 9.700 espectadores (lleno total), entre ellos cerca de medio centenar de seguidores del equipo madridista pertenecientes a los grupos "Berserkers" y "White Family".

Al retirarse ambos equipos a los vestuarios, al término del encuentro, se produjo una gran "tangana" en el mismo túnel, que fue protagonizada por varios jugadores de ambos equipos.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información