Ir a versión clásica Ir a versión móvil
03 febrero 2017

Doncic dispara al Real Madrid en Europa

  • Baskonia 71 - 79 Real Madrid
Doncic en un partido ante el Baskonia Doncic en un partido ante el Baskonia
El Real Madrid y Baskonia se han enfrentado en el Buesa Arena
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El Real Madrid ha logrado este viernes una importantísima victoria (71-79) en una de las canchas más complicadas de Europa, el Buesa Arena de Vitoria. Los blancos han estado muy serios en defensa, lo que les ha permitido ir casi siempre por delante en el marcador gracias al dominio de Randolph y Ayón en la pintura y a una nueva exhibición de Doncic. De hecho, el esloveno volvió a opositar a 'MVP' de la jornada gracias a sus 16 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias para 30 puntos de valoración.

El Real Madrid se presentó en el parqué entonado y consciente de que estaba ante una oportunidad de oro para marcharse en solitario en el liderato de la Euroliga. Tras unos intercambios iniciales de canastas por parte de los dos equipos los blancos lograron un 0-8 de parcial (4-12, min.4) apoyados por el buen juego interior de Gustavo Ayón. Para entonces la defensa visitante funcionaba a la perfección, aunque con un 'pero': el rebote defensivo.

El Baskonia supo aprovechar los rechaces en el aro madridista para recuperarse de esta desventaja inicial y no tardó en devolverle el golpe a los actuales campeones de Liga. De hecho, en un abrir y cerrar de ojos le habían dado la vuelta al marcador (15-14, min. 9), aunque una canasta de Doncic a poco del final de primer cuarto sirvió para que el Real Madrid enfilara el primer mini-descanso por delante y por la mínima (15-16).

Mejoría blanca en el segundo cuarto

El segundo cuarto comenzó con el propio Luka Doncic manejando el juego y los dos equipos mejorando su tiro exterior con sendos triples. Sin embargo fue un mero espejismo, pues la dificultad para anotar seguía siendo evidente. En especial para los locales, que volvieron a sufrir con la telaraña que había montado Laso en defensa. De esta forma un 2+1 de Hunter y un triple de Thompkins sirvieron para volver a disparar a los merengues en el electrónico con una interesante renta (20-28, min.14).

El partido volvía a ponerse de cara, pero una vez más el arbitraje volvió a descentrar a los blancos. Hunter cometió la tercera falta y protestó ostensiblemente, por lo que los colegiados le señalaron la técnica y se fue al banco con más de medio partido por jugar y cuatro personales en su haber. Además, por si fuera poco los vitorianos aprovechaban la tesitura y sellaban un parcial de 7-0 para volver a equilibrar el choque (27-28, min.15). Aunque esta vez no lograron completar la remontada y el Real Madrid recurrió inmediatamente a Randolph para volver a coger aire y marcharse al descanso con una ventaja que supo a poco por un triple de Laprovittola en el último instante (36-39, min.20).

El Real Madrid vuelve a salir lanzado y se marcha

Superado el descanso volvió Ayón a la cancha - descansó en todo el segundo cuarto - y suyas fueron las primeras jugadas merengues gracias a una canasta y una asistencia a Taylor. De nuevo el Madrid volvía a alejarse (36-46, min.22) y Sito Alonso se veía obligado a pedir tiempo muerto. El mismo sirvió para que los blancos no siguieran ampliando su ventaja, aunque no para recortar la diferencia. De hecho, los madrileños respondieron con oficio a cada punto de su rival para mantener los 10 de ventaja en los minutos posteriores (47-57, min.27).

Hasta entonces el Madrid atacaba con fluidez, pero el equipo sufrió un pequeño colapso que permitió a Baskonia acercarse e incluso tener tiro para poner la diferencia en solo dos puntos. Por fortuna su ataque no fructiferó y el tercer cuarto terminó con dos tiros libres de Doncic que le supieron a gloria a los merengues (52-59, min-30).

Exbihición de Doncic y líderes en solitario

Y los últimos 10 minutos comenzaron con Doncic haciendo de 'chico para todo'. El esloveno se dedicó a hacer jugar, a anotar, a asistir y a rebotear y él solo sofocó el intento de remontada del Baskonia con 7 puntos de auténtica fantasía (57-68, min.34). Una diferencia insalvable para un equipo vitoriano ya cansado de remar durante todo el partido, ya que los de Laso se dedicaron a administrar su ventaja en los instantes manteniendo la magnífica defensa de la que habían hecho gala durante toda la noche. De esta forma, el Real Madrid logró una victoria de prestigio (71-79), recuperó los 4 puntos de desventaja del 'basketaverage' y se colocó como líder y único equipo con 16 victorias en la Euroliga más dura de la historia. Casi nada.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información