Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Ming y Scola reencontraron a los Rockets con el liderato

ROCKETS – HORNETS: 91-82.
EFE - Houston EFE - Houston

La vuelta a casa tuvo un efecto positivo de inmediato para los Rockets de Houston que se olvidaron de la derrota frustrante sufrida la pasada noche en San Antonio ante los Spurs para ganar por 91-82 a los Hornets de Nueva Orleans, otro rival directo de división.

Esta vez los Rockets sí jugaron una buena defensa de equipo y además también encontraron la canasta con cinco jugadores que anotaron en dobles dígitos, encabezados por el pívot chino Yao Ming, que logró 21 puntos, mientras que el alero argentino Luis Scola tuvo un doble-doble para ser el jugador decisivo bajo los aros. Scola jugó 33 minutos para anotar 12 puntos (5 de 8 tiros de campo y 2-2 desde la línea de personal) con 10 rebotes, tres asistencias y dos recuperaciones de balón.

"Para nosotros era muy importante conseguir esta noche la victoria después de haber perdido en San Antonio", declaró a Scola. "Esta vez el equipo respondió bien y logramos una buena victoria". Junto a Ming y Scola, el escolta Tracy McGrady aportó 18 puntos, con nueve rebotes y cuatro asistencias, mientras que Ron Artest llegó a los 10 tantos, los mismos que tuvo el reserva Von Wafer, pero repartió siete balones de anotación y capturó cuatro bajo los aros.

McGrady reaccionó de manera positiva al mal partido que hizo la noche anterior ante los Spurs al anotar sólo 2 de 12 tiros de campo y ser uno de los factores que le costó a su equipo la derrota por 75-77. Los Rockets (6-4) volvieron al liderato de la División Suroeste después de conseguir un 45,5 por ciento de acierto en los tiros de campo, comparado al 40,8 de los Hornets (5-4).

El alero David West, con 18 puntos, lideró el ataque de los Hornets, mientras que el base Chris Paul siguió en su línea de conseguir un nuevo doble-doble de 12 tantos y 12 asistencias, que no impidieron la derrota de su equipo, porque estuvo lejos del promedio de las 22 anotaciones que tiene desde el comienzo de temporada. Sin embargo, Paul consiguió un robo de balón para llegar a 94 partidos consecutivos que lo hace, la racha más larga en la actualidad dentro de la NBA y también ha repartido al menos 10 asistencias en ocho de los nueve partidos que se llevan disputados en la nueva temporada.

"No tuvimos nada de consistencia al comienzo del partido y dejamos que se nos fuese el partido", declaró Byron Scott, entrenador de los Hornets. "Tenemos que estar preparados para jugador al ciento por ciento desde el comienzo y no podemos permitir que equipos buenos consigan ventajas fáciles y considerables". Scott también dijo que le preocupaba la inconsistencia en el ataque de su equipo y tendrían que trabajar para anotar tiros a canastas que deben ser puntos seguros.

Los jugadores de los Hornets, encabezados por Paul, admitieron que no están siendo tan agresivos como la pasada temporada, pero la nueva no había hecho más que comenzar.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información