Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El CAI intentará conseguir otra victoria ante otro rival directo

  • El conjunto maño visita al Bruesa
BRUESA GBC - CAI ZARAGOZA
EFE EFE

El CAI Zaragoza, crecido moralmente tras la victoria la pasada jornada contra el Granada, visita hoy la pista del Bruesa GBC con la intención de obtener un nuevo triunfo ante otro rival directo en la lucha por la permanencia.

El conjunto aragonés, que había levantado muchas críticas por su nefasto partido y su falta de intensidad contra el Vive Menorca (102-75) en terreno insular ante uno de los teóricos equipos con los que se va a jugar continuar en la elite del baloncesto español, revivió (80-65) en la pasada jornada frente a un Granada que también lucha por evitar el descenso y lo hizo cambiando radicalmente las sensaciones dejadas frente al equipo menorquín.

Una vez aprendida la lección de la humildad y la entrega, el CAI visita a un viejo conocido de la LEB en un partido en el que hay en juego más que un triunfo, ya que el vencedor no sólo sumará una victoria sino que además impedirá que lo haga un oponente directo para sus intereses.

Además, un triunfo maño supondría alejar ya al Bruesa a una distancia considerable pues los vascos quedarían a tres victorias del CAI, mientras que si el marcador acaba favorable al equipo vasco este se quedaría a tan solo una victoria del equipo aragonés.

Ausencia de Lucas Victoriano

El principal problema para el conjunto que entrena "Curro" Segura en este enfrentamiento será que el base argentino Lucas Victoriano está lesionado y aunque se apurará hasta el último momento para intentar que pueda jugar si no está perfectamente recuperado el técnico del equipo maño, "Curro" Segura, lo reservaría porque prefiere no correr riesgos.

Si esto fuera así quedaría como único base el norteamericano Taurean Green y sería el canario Roberto Guerra su recambio para dirigir al equipo. El que sí es baja definitiva es el pívot Oliver Arteaga, aquejado de un proceso gastrointestinal. La ventaja para el CAI Zaragoza es que el equipo guipuzcoano ha tenido un día menos de descanso con respecto al último encuentro liguero y eso, cuando se van a jugar tres partidos en siete días, es un punto a favor que puede tener importancia.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información