Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Este Madrid ya es un cohete

  • Massey y Hosley empiezan a demostrar su calidad. El tiempo empieza a dar la razón a Joan Plaza.
Ha ganado cinco de los seis últimos partidos que ha disputado entre ACB y Euroliga
David Jorquera David Jorquera

Tras la tempestad llega la calma. Mejor refrán no existe para definir la situación de la sección de baloncesto del Real Madrid tras conseguir cinco victorias en los seis últimos partidos. A pesar de que algunos ya tenían preparado el ataúd para finiquitar, deportivamente hablando, a Joan Plaza, el entrenador que devolvió al Real Madrid a la élite del baloncesto europeo, se van a quedar con las ganas. Plaza sale reforzado tras los últimos partidos y el equipo ha demostrado parte de lo mucho que tiene aún por enseñar a los aficionados madridistas.

En todo momento, como confirmó el presidente del Real Madrid, Ramón Calderón, el club blanco demostró total confianza en sus jugadores. Aún cuando las cosas no iban como todos esperaban, la directiva blanca apoyó a su entrenador. Así lo sintió también la plantilla, como declaró Sergio Llull a DC: “El club siempre nos ha apoyado y eso es un respaldo muy importante a la hora de trabajar”. La confianza y el trabajo, facetas que nunca abandonaron a este equipo, empiezan a dar sus frutos y eso se demuestra con la buena racha de resultados que ha cogido el Real Madrid.

Todo empezó en Badalona el pasado 8 de noviembre. Con el partido perdido (18 puntos de ventaja para el DKV Joventut) el equipo sacó la garra y volteó el marcador para llevarse la victoria de la cancha catalana. Demostración total de compromiso de los jugadores que están “a muerte” con el entrenador, según afirma la plantilla en todo momento. El choque de Euroliga ante el Armani Jeans supuso el triunfo del tesón. Con cinco tantos abajo en el último minuto, nadie daba un duro por el triunfo blanco, sin embargo, Louis Bullock, otro de los que más injustamente ha sido criticado, le dio el triunfo a los blancos sobre la bocina. La victoria ante el Iurbentia (84-74) parecía ser el despegue definitivo que, sin embargo, se vio frenado por el traspié de Valencia ante el Pamesa. Más críticas al equipo. Más ganas de taparlas por parte de los jugadores.

Los dos últimos partidos que ha jugado el equipo de Joan Plaza han sido de faena. De faena grande. De dos orejas. La demostración de velocidad y calidad que dieron Llull y Raúl López en el triunfo ante el Kalise Gran Canaria fue descomunal. Una apisonadora en toda regla que levantó las gradas de Vistalegre ante el que era colíder de la competición. Si ante el cuadro canario la afición salió contenta, el partido de Turquía ante el Efes fue el de mayor calidad del equipo blanco. El ‘black power’ del Real Madrid, formado por Massey y Hosley, cuajó su mejor partido. Defensa, rebote, triples, intimidación, mates…exactamente lo que Plaza demandaba para esta temporada. Triunfo sobrado en Turquía, adiós a la ‘crisis’, y bienvenidos al espectáculo. Próxima parada Zaragoza (el próximo sábado a las 20:00 con TVE-2 en directo). Buena oportunidad para demostrar que las tardes de críticas quedaron en el olvido.
 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información