Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Lakers imparables a semifinales

EFE EFE
Ni sorpresa ni milagro se dieron en el Pepsi Center, donde los Lakers de Los Angeles con el escolta Kobe Bryant y el pívot español Pau Gasol de estrellas ganaron por 107-101 a los Nuggets de Denver para barrer 4-0 en la eliminatoria de la fase final de la Conferencia Oeste.

Bryant en su línea de jugador decisivo, surgió en los momentos claves del partido, exactamente cuando faltaban cinco minutos y medio para concluir el tiempo reglamentario, y anotó 14 de los 31 puntos con los que los Lakers volvieron a unas semifinales de la fase final por primera vez desde el 2004.

La estrella de los Lakers, máximo aspirante a conseguir el premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la liga, ha incrementado su promedio de puntos en la fase final con 33,5 por partido, comparado a los 28,3 de la temporada regular.

Ahora los Lakers tendrán que esperar al ganador de la eliminatoria que disputan los Jazz de Utah contra los Rockets de Houston para conocer quien será su rival en la serie de semifinales.

Gasol es la ayuda

Si Bryant, que también aportó siete rebotes con seis asistencias y tres recuperaciones de balón, fue la figura indiscutible y salvadora de los Lakers, Gasol confirmo que es la ayuda perfecta para el gran líder.

Desde que Gasol se incorporó a los Lakers, traspasado por los Grizzlies de Memphis, el pasado febrero, su nuevo equipo tiene marca ganadora de 25-5.l

Gasol jugó 38 minutos para conseguir 21 puntos después de anotar 7 de 15 tiros de campo y 7-8 desde la línea de personal, capturó siete rebotes, repartió cuatro asistencias y puso cuatro tapones.

Tanto Gasol, en la primera parte, como Bryant en la recta final del partido, ayudados por el reserva Luke Walton, siempre encontraron la manera de anotar los puntos decisivos del partido para que al final la victoria cayese del lado de los Lakers, que durante toda la serie demostró que son mejor equipo.

El alero Lamar Odom, también se mantuvo en su línea del doble-doble y lo hizo con 14 puntos, 12 rebotes y cuatro asistencias, mientras que el serbio Vladimir Rodmanovic llegó a los 12 tantos.

Como equipo los Lakers lograron un 46 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 36,4 (8-22) de triples, pero no estuvieron acertados en los tiros de personal al fallar 11 de 30.

La barrida es al primera que consiguen los Lakers en una serie de la fase final desde las Finales de la NBA en el 2002 cuando se enfrentaron a los Nets de Nueva Jersey.

El triunfo también dejó al entrenador Phil Jackson con marca de 183-77 en la fase final, la mejor en toda la historia de la NBA.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información