Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Wade y James ganaron el duelo de estrellas

  • Los Celtics siguen intocables
Los Celtics siguen intocables
Defensa Central - Madrid Defensa Central - Madrid

Jornada estelar en la NBA con duelos individuales de las estrellas que dejó como grandes ganadores al escolta Dwyane Wade y LeBron James que ayudaron a sus respectivos equipos a conseguir también la victoria. Mientras que los Celtics de Boston volvieron a dar otra exhibición de juego de equipo para llegar al decimoséptimo triunfo consecutivo y estar de nuevo a las puertas de empatar dos marcas -de equipo y de la NBA- históricas.

El primer gran duelo de la jornada se vivió en el American Airlines Arena, de Miami, donde llegaron Los Ángeles Lakers en plan triunfal y con el escolta Kobe Bryant listo para el "Showtime", pero se encontró con la mejor versión encestadora de Wade y sobre todo con una defensa a la pura escuela de Pat Riley. El resultado no fue otro que la victoria para los Heat por 89-87, que dejaron a los Lakers con la cuarta derrota en lo que va de temporada y le rompieron una racha de siete triunfos consecutivos.

Wade, que no había tenido sus mejores actuaciones en ataque en los últimos partidos, volvió a ser el líder encestador de la liga y con 35 puntos, incluido un triple decisivo en el tercer periodo, iba a ser el verdugo de los Lakers y de Bryant, que también perdió el duelo individual. El jugador franquicia de los Heat, que jugó 38 minutos, anotó 13 de 25 tiros de campo, incluidos 2 de 4 triples, y 7-10 desde la línea de personal, capturó seis rebotes, repartió tres asistencias, recuperó tres balones y puso dos tapones. Esta vez Bryant no pudo ser el salvador de los Lakers a pesar que aportó 28 puntos, incluido un mate espectacular de giro completo desde el lado izquierdo de la canasta que puso a su equipo con un parcial de 88-86 cuando quedaban sólo 41.7 segundos.

Lebron James arrolló a Carmelo Anthony

También hubo choque de estrellas en el Pepsi Center de Denver al que llegó James para enfrentarse a Carmelo Anthony, su amigo fuera del campo, pero rival a muerte cuando se tienen que enfrentar. James arrolló a su rival después de aportar 33 puntos, 10 rebotes y ocho asistencias y llevó a los Cavaliers de Cleveland a un triunfo por 88-105 sobre los Nuggets de Denver, de Anthony, que se quedó con sólo 13 tantos, sin que fuese factor ganador para su equipo. En duelo de equipos líderes de División los Cavaliers (22-4) consiguieron dos triunfos seguidos para permanecer en dominio de la División Central y ahora con la segunda mejor marca de la liga tras la derrota de los Lakers (21-4).

La racha de 17 triunfos consecutivos en la segunda mejor en la historia de los Celtics

El ataque encabezado por el escolta Ray Allen y el pívot Kendrick Perkins con 27 y 25 puntos, respectivamente, permitió a los Celtics ganar por paliza de 126-108 a los Bulls de Chicago. Un partido, más el ataque de los Celtics fue una máquina imparable de hacer puntos con cinco jugadores que anotaron en doble dígitos, y el base Rajon Rondo que se encargó de dirigir las acciones para repartir 15 asistencias.

Si Allen reivindicó su condición de encestador y parte integral del "Big Three", Perkins surgió con su mejor anotación como profesional para ser el factor sorpresa del partido después de anotar 12 de 15 tiros de campo. El alero Kevin Garnett aportó 17 tantos con cuatro rebotes, cuatro asistencias y dos recuperaciones de balón, mientras que Paul Pierce llegó a los 16 tantos para los Celtics que (25-2), que se encuentran a un triunfo más de empatar dos marcas más. El equipo de Boston con 126 puntos consiguió la mayor anotación en lo que va de temporada y ganaron por sexta vez consecutiva a los Bulls y 10 triunfos en fila en su campo del Banknorth Garden.

La racha de 17 triunfos consecutivos en la segunda mejor en la historia de los Celtics y también para un equipo campeón de liga. Los Celtics podrían con el decimoctavo triunfo, si ganan el próximo domingo a los Knicks de Nueva York, empatar la mejor racha de victorias consecutivas lograda por un equipo de Boston, que fue el de la temporada de 1981-82 cuando jugaban Larry Bird y Kevin McHale en sus filas.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información