Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Francis se va a los Grizzlies y los Rockets esperan a Mutombo

NBA: Traspasos
EFE EFE

El final de la segunda estancia del base Steve Francis con los Rockets de Houston se dio la pasada noche cuando el equipo tejano llegó a un acuerdo para traspasarlo a los Grizzlies de Memphis a cambio de los derechos de una segunda selección en el sorteo universitario del 2011 y dinero en efectivo.

Francis, de 31 años, que antes de jugar ningún partido como novato en la NBA consiguió que los Grizzlies, entonces con sede en Vancouver (Canadá), lo traspasasen a los Rockets, vuelve a un ex equipo sin que tampoco tenga garantía que pueda jugar mucho tiempo como le sucedió en la segunda etapa en Houston.

Las graves lesiones que ha tenido en los últimos años le impidieron jugar en los Rockets, donde tiene una gran aceptación popular, aunque tampoco encajo en los planes del entrenador Rick Adelman.

Mutombo, un pívot de 42 años

Ahora los Rockets, que no tendrán que pagar los 2,6 millones de dólares que todavía le quedaban por cobrar a Francis, consiguen el dinero suficiente para poder fichar al veterano pívot Dikembe Mutombo, de 42 años, que las últimas temporadas jugó con el equipo de Houston.

De hecho, Mutombo, aunque esta temporada no ha jugado, tiene todavía guardado su espacio en el vestuario de los Rockets, que se espera vuelva a ocupar en las próximas semanas.

A pesar que tanto los Celtics de Boston como los Spurs de San Antonio se habían interesado por sus servicios y el propio jugador había adelantado que antes del próximo mes de mayo estaría con alguno de los dos equipos, ahora todo parece indicar que su sitio será de nuevo la ciudad espacial.

De hecho, el gerente general de los Rockets, Daryl Morey, está convencido que Mutombo, 17 años como profesional de la NBA, será el veterano ideal que el equipo necesitan de cara a ser todavía más competitivos.

Por su parte, el gerente general de los Grizzlies, uno de los peores considerados en cuanto a su gestión dentro de la NBA desde el "fiasco" del traspaso del español Pau Gasol a Los Ángeles Lakers, cree que Francis puede demostrar con su equipo que todavía está en condiciones de rendir dentro de la NBA, si recibe la oportunidad.

Francis se incorpora a los Grizzlies

Francis, que fue operado el pasado mes de febrero de la torcedura de un tendón de la rodilla izquierda, tiene previsto incorporarse a la disciplina de los Grizzlies este mismo fin de semana.

El nuevo jugador de los Grizzlies, en las algo más de seis temporadas que ha jugado con los Rockets, en su dos etapas, logró promedios de 19,0 puntos; 6,3 asistencias; 6,0 rebotes y 1,6 recuperaciones de balón.

Francis fue incluido con jugador principal en el traspaso que permitió a los Rockets conseguir al escolta Tracy McGrady de los Magic de Orlando en el verano del 2004, pero a su vuelta con el equipo de Houston en la temporada del 2007 se quedó con 5,5 puntos y 3,0 asistencias de promedio después de disputar sólo 10 partidos.

El nuevo jugador de los Grizzlies fue seleccionado como número dos en el sorteo universitario de 1999 por su nuevo equipo cuando tenían la sede en Vancouver.

Pero no disputó ningún partido con los Grizzlies porque fue incluido en un traspaso de tres equipos y 11 jugadores para llegar a los Rockets con quienes logró el premio de Novato del Año en la temporada del 2000 al compartirlo con el alero Elton Brand, que este verano ficho por los Sixers de Filadelfia.

Después de proyectarse como un jugador con gran futuro, fue seleccionado tres veces al Partido de las Estrellas, la aparición de las lesiones comenzaron a tener un efecto negativo en su rendimiento hasta que poco a poco lo fueron apartando de la elite de la NBA.

Francis ya no pudo rendir bien con los Magic cuando su compañero de equipo con los Rockets e incluido en el traspaso por McGrady, el escolta Cuttino Mobley fue enviado a los Kings de Sacramento, en su primera temporada en Orlando.

Bajo rendimiento de Francis

La inconsistencia de Francis obligó a los Magic a traspasarlo a los Knicks de Nueva York en la temporada del 2006 que bajo la dirección del entrenador Isiah Thomas pensaron que podría formar una pareja ganadora con Stephon Marbury.

Pero los problemas de lesiones no ayudaron a que el experimento pudiese funcionar y los Knicks lo traspasaron a los Trail Blazers de Portland por el alero Zach Randolph para de inmediato comprar su contrato y permitirle como agente libre que fichaje con los Rockets.

La ironía es que su compañero y amigo Mobley volvió esta temporada también a los Knicks para descubrirle que tenía una dolencia cardíaca que los doctores le aconsejaron que dejase la competición activa, algo que ya hizo hace varias semanas.

Mientras que Marbury ha sido apartado del equipo de los Knicks a pesar que le tienen que pagar 21,5 millones de dólares por el salario que le corresponde esta temporada, la última de su contrato.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información