Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Jackson llegó a los 1.000 triunfos y O'Neal a los 5.000 fallos de personal

EFE EFE

La máquina productiva no tuvo ni tan siquiera descanso el día de Navidad y los protagonistas tampoco quisieron dejar pasar la ocasión de entrar en los libros de historia, con el entrenador de los Lakers, Phil Jackson, a la cabeza después de haber establecido una nueva marca en su triunfal carrera.

También entró a formar parte de otro apartado de la historia de la NBA el veterano pívot Shaquille O'Neal, pero en esta ocasión por la gran cantidad de fallos que ha acumulado desde la línea de personal, nada menos que 5.000 balones que no le entraron a canasta. La victoria por 92-83 que consiguieron los Lakers frente a los Celtics de Boston permitió a Jackson llegar a las 1.000, el sexto equipo en la historia de la NBA que lo consigue, pero el que necesitó menos partidos para alcanzar la nueva marca.

Jackson, de 63 años, tiene marca ganadora de 1.000-423 en algo más de 17 temporadas que lleva como entrenador de los Bulls de Chicago y de los Lakers. Los 1.423 partidos que ha dirigió fueron suficientes para conseguir las 1.000 victorias y dejar sin otra marca a su rival de siempre, el ahora retirado Pat Riley, que lo habían establecido en 1.434.

"Aquí estamos, un partido del que se ha hablado desde que se dieron a conocer los calendarios", comentó Jackson. "El haberlo ganado y además ante un rival como los Celtics y para batir a un profesional de la categoría de Pat Riley es motivo de triple satisfacción".

Por su parte, el entrenador de los Celtics, Doc Rivers, a pesar que su equipo perdió, tuvo palabras de elogio por lo que habían conseguido Jackson como profesional del banquillo. "Es algo increíble, lo que significa que estamos ante uno de los grandes entrenadores de todos los tiempos", destacó Rivers. "Les puedo garantizar que no llegaré a los 1.000 triunfos porque no estaré tanto tiempo en el banquillo. Simplemente es una marca sensacional, que dice mucho en favor del que la ha conseguido".

Otros entrenadores con 1.000 triunfos son Jerry Sloan, de los Jazz de Utah; Larry Brown, de los Bobcats de Charlotte; Don Nelson, de los Warriors de Golden State y Lenny Wilkens, retirado. El éxito de los Lakers y de Jackson le costó a los Celtics quedarse sin el vigésimo triunfo consecutivo, la mejor racha de su historia, que además hubiese sido la tercera en la NBA. Quien no se pudo sentir muy feliz con su nueva marca es el pívot Shaquille O'Neal después que llego a los 5.000 fallos desde la línea de personal y unirse al legendario Wilt Chamberlain (5.805).

O'Neal falló 5 de 16 tiros de personal durante el partido que su equipo de los Suns de Phoeniz perdieron por 90-91 ante los Spurs de San Antonio. También su compañero, el base canadiense Steve Nash, que aportó 13 puntos con ocho asistencias, se convirtió en el decimotercer jugador de la NBA que llegó a los 7.000 pases de anotación, entre los que se encuentra el actual entrenador de los Suns, Terry Porter.

El pívot Dwight Howard, de los Magic de Orlando, que logró su vigésimo doble-doble de la temporada, en la victoria por 88-68 que consiguió su equipo ante los Hornets de Nueva Orleans, también fue seleccionado para participar en el Concurso de Mates del próximo Fin de Semana de las Estrellas, que se va a celebrar en Phoenix (Arizona) el 14 de febrero.

Ganador del pasado concurso, tendrá como rivales al alero Rudy Gay, de los Grizzlies de Memphis, y el base Nate Robinson, de los Knicks de Nueva York, que se quedó con el premio en la edición del 2006. El cuarto participante saldrá elegido por votación popular y en el que ha sido incluido el escolta novato español Rudy Fernández, de los Trail Blazers de Portland.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información