Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Paul y West fueron mejores que Ming y McGrady

NBA: HORNETS - ROCKETS 88-79
EFE EFE

El base Chris Paul y el alero David West se olvidaron de la derrota que habían sufrido el día de Navidad ante los Magic de Orlando y regresaron a su campo para vencer por 88-79 a los Rockets de Houston en el duelo por el segundo lugar de la División Suroeste.

De nuevo, Paul encontró su mejor toque de muñeca y, con 26 puntos, 10 asistencias, cuatro rebotes y dos recuperaciones de balón, encabezó el ataque de los Hornets, que tuvieron a cuatro jugadores en doble dígitos y un 44,6 por ciento de acierto en los tiros de campo, comparado al 36,1 de los Rockets. "Nunca se puede ganar un partido con este porcentaje de acierto en ataque", comentó el entrenador de los Rockets, Rick Adelman. "Hemos fallado demasiadas canastas fáciles".

Paul también volvió a iniciar una nueva racha de partidos con al menos una recuperación de balón después que ayer, jueves, rompió la que tenía de 108 consecutivos, la mejor marca de todos los tiempos de la NBA. El alero David West también fue factor en el triunfo de los Hornets (17-9) al aportar 23 puntos con seis rebotes, mientras que el pívot Tyson Chandler encabezo el juego defensivo del equipo de Nueva Orleans al conseguir un doble-doble de 14 tantos y 12 rebotes. Una vez más, los Rockets, con la baja del alero Ron Artest por lesión, confirmaron que el escolta Tracy McGrady cada día está más lejos de ser el jugador estrella que el equipo necesita si quiere luchar por estar entre los mejores.

Sólo el pívot chino Yao Ming mantuvo su producción al conseguir un doble-doble de 19 puntos con 12 rebotes, mientras que McGrady aportó 11 tantos después de fallar nueve de 11 tiros de campo. El alero argentino Luis Scola tampoco brilló en el juego ofensivo, pero se mantuvo en su línea de juego de apoyo al equipo al lograr 10 tantos con ocho rebotes y dos recuperaciones de balón. Scola jugó 34 minutos para anotar 3 de 9 tiros de campo y estuvo perfecto 4-4 desde la línea de personal, perdió sólo una vez el balón y cometió cinco faltas personales.

Otro de los jugadores que fallaron en el juego individual y de equipo de los Rockets (19-11) fue el base Rafer Alston que se quedó con sólo tras puntos (1-10 de tiros de campo, un triple en cinco intentos), con tres asistencias y dos rebotes. El pobre rendimiento de Alston deja de nuevo todas las interrogantes sobre si ya ha llegado el momento para que el reserva y segundo año Aaron Brooks se convierta en el titular de los Rockets, que perdieron el segundo partido consecutivo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información