Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Unicaja sucumbe en un pésimo último cuarto

  • UNICAJA 69-81 PANATHINAIKOS
UNICAJA 69-81 PANATHINAIKOS
EFE EFE

El Unicaja tenía hoy la opción de encarrilar la clasificación para los cuartos de final de la Euroliga, pero el rival no era el más propicio, el Panathinaikos, un equipo hecho para quedar campeón europeo, a pesar de la irregularidad mostrada en la primera fase y que hoy ganó, 69-81 .

El equipo malagueño presentaba al comienzo unas estadísticas enormes. Dos años sin perder como local en la Euroliga, traducido a números, veintitrés partidos sin saber lo que era perder ante su entregado público, eso se acabó y el conjunto griego ganaba por última vez en el Martín Carpena hace tres años y lo volvió a repetir.

El Panathinaikos no quería ninguna sorpresa y comenzó muy agresivo y con una ventaja de 3-11, minuto 4. El pívot serbio Nikola Pekovic, se imponía debajo de los tableros, a unos jugadores del Unicaja demasiado nerviosos y muy lacios. Una llamada al orden del técnico, Aíto García Reneses, hizo que la situación se replanteara y todo cambió.

La defensa ahogó por completo al equipo griego y un parcial de 16-0 en el minuto 10 19-13, con cinco triples y seis minutos sin anotar del Panathinaikos, permitió la remontada ante una afición enfervorizada. El partido había cambiado y entraba en una fase movida, loca y llena de intercambio de canastas.

Los triples seguían existiendo para el Unicaja. Tres consecutivos del base estadounidense Omar Cook y uno del escolta de origen eritreo Thomas Kelati, mantenían la ventaja del equipo local 34-30, minuto 15.

El Panathinaikos, un rival sobrio, no perdía la compostura. Emuló a su contrincante y tanto Spanoulis como Jasikevicius y Diamantidis, se sumaron al festival anotador desde la línea de 6,25, 40-42, minuto 18. Un gran partido, vibrante, sin escudos y sin excesivas preocupaciones en defensa por parte de ambos equipos. 45-44 al descanso.

En el tercer cuarto las fuerzas estaban niveladas, aunque el Panathinaikos, con más experiencia, marcaba los pasos del partido. El Unicaja quería imprimir velocidad al juego, pero el conjunto griego no se lo permitía hasta que llegaron los instantes finales, con el cansancio de los visitantes, que aprovechó para igualar y dejar todo para los diez minutos finales, 61-61.

Nueve minutos sin anotar en juego el Unicaja decantó el partido para el Panathinaikos. Solamente cuatro tiros libres de Haislip y Cabezas, eran muy poca eficacia para vencer a un conjunto griego, experimentado y excelente en defensa. Jasikevicius y el base estadounidense Drew Nicholas, sacaron sus esencias y ayudaron a conseguir una victoria que les coloca líder del grupo G. Al final 69-81.

- Ficha técnica:

69 - Unicaja (19 26 17 8): Cabezas (8), Kelati (10), Jiménez (4), Haislip (14), Archibald (2)-cinco inicial-, Cook (11), Rodríguez (12), Gabriel (0), Welsch (4) y N?Dong (4).

81 - Panathinaikos (15 29 17 20): Nicholas (19), Diamantidis (10), Perperoglou (0), Batiste (7), Pekovic (15)- cinco inicial- Kecman (3), Spanoulis (9), Fotsis (0) y Jasikevicius (18).

Arbitros: Brazauskas (LTU), Belosevic (SRB) y Latisevs (LAT). Eliminaron por cinco faltas personales a Archibald, minuto 33.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la segunda fase de la Euroliga disputado en el Palacio de los Deportes, José María Martín Carpena ante 10.000 espectadores.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información