Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Esta Copa huele a merengue

  • El equipo de Plaza se agarra a la competición copera en el mejor momento de forma de la temporada. Raúl está recuperado, mientras que Mirotic estará presente en la convocatoria.
Real Madrid-Barcelona, la previa
David Jorquera - La Previa David Jorquera - La Previa

El espectáculo del baloncesto español, la Copa del Rey, reúne desde hoy en Madrid a la flor y nata del mundo de la canasta. Qué mejor estreno que un Real Madrid-Barcelona (19:00 TVE-2) para abrir boca. Los eternos rivales se vuelven a ver las caras apenas tres semanas después del triunfo del equipo de Plaza sobre el de Pascual en la Euroliga. Fue el partido del encumbramiento de Sergio Llull como icono del espíritu blanco. Los blancos volverán a tirar del menorquín para hacer frente a un Barcelona más terrenal de lo que se apuntaba en el momento del sorteo.

Ahora que está tan de moda el tema de la canción que Paco Chaparro, técnico del Betis, pone en el vestuario de su equipo (el “Resistiré”, del Dúo Dinámico), el Real Madrid se agarra a otro mítico single del mismo grupo, el “Quince años tiene mi amor”, para conseguir la Copa. Y es que son exactamente esos, quince, los años que lleva el equipo blanco sin levantar la Copa. Mucho tiempo para un equipo del prestigio del Real Madrid. Además, el técnico madridista, Joan Plaza, ya afirmó en DC que la Copa era un reto “especial” para sí mismo.

MIROTIC, EN LA CONVOCATORIA 

FICHA TÉCNICA.

REAL MADRID: Llull, Bullock, Mumbrú, Hervelle, Reyes --posible cinco inicial--; Pepe Sánchez, Van den Spiegel, Hosley, Massey, Tomas, Mirotic y Raúl López.

FC BARCELONA: Sada, Navarro, Barton, Ilyasova, Santiago --posible cinco inicial--; Barrett, Basile, Grimau, Dedovic, Andersen, Vázquez y Trias.

PABELLÓN: Palacio de los Deportes.

HORA: 19.00/TVE.

Dicen los expertos que la Copa es especial. “No importa el momento de forma de los equipos en liza” (aunque ayuda). “Tres partidos en tres días para llegar a la gloria o quedarse en el intento”. “A un partido puede ganar cualquiera”. Todas estas elocuciones podrían haber salido de boca de cualquiera de los protagonistas del partido que medirá esta tarde a Real Madrid y Barcelona. Los blancos llegan con la moral por las nubes fruto de sus innumerables remontadas. El propio Barcelona ya sufrió en sus carnes el adelantamiento del Ferrari blanco durante un partido. Este Madrid de Joan Plaza tira, fundamentalmente, de la raza de sus hombres. Con gotitas de calidad derramadas, en su mayoría, por Bullock, Felipe y Llull, el conjunto blanco se ha auto creado en la cabeza la posibilidad de batir a cualquier rival que tenga enfrente. El problema principal llegará en el momento en el que las remontadas sólo lleven a la orilla del mar. Sin embargo, la Copa se presta a la posibilidad de llegar a tres milagros para alzar el trofeo.

UN EQUIPO DE MÁS DE CINCO HOMBRES

Joan Plaza deberá meter en vereda al mayor número de jugadores posible para hacer frente al Barcelona. Además de los ‘cinco magníficos’ (Llull, Bullock, Mumbrú, Hervelle y Felipe), el técnico madridista deberá fortalecer la mentalidad de Hosley y Massey, cuyo concurso se antoja vital para dar calidad en la rotación del equipo blanco, además de confiar en la buena labor de los médicos para con los músculos de la pierna de Raúl López, que estará para ayudar, no para machacarse. A todo esto, por fin, Mirotic estará presente en la convocatoria sustituyendo a Hamilton que, definitivamente, no ha tenido suerte en la casa blanca y está viviendo sus últimos meses en el Real Madrid.

El Barcelona, por su parte, tiene su mayor agujero en el puesto de base. Sin Lakovic, la dirección del equipo catalán se limita a Sada, y los minutos de la basura que pueda jugar Barrett. Sin embargo, esas carencias en el puesto de ‘1’ se compensan con la aportación de Navarro (especialmente motivado en sus duelos ante el Real Madrid) en el exterior, y con un cuarteto interior construido a base de millones y millones, con Andersen e Ilyasova (ambos cerca de los 2 ‘kilos’ limpios por año) capitaneando un bloque de hombres grandes en el que se encuentra gente como Vázquez, Santiago o Trías. El choque está servido.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información