Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Stoudemire operado de la vista y será baja por ocho semanas

EFE EFE

El alero de los Suns de Phoenix, Amare Stoudemire, un día después de dejar de ser el centro de los rumores sobre un posible traspaso, ha tenido que pasar por el quirófano para corregir un desprendimiento parcial de retina en el ojo derecho y será baja, al menos, durante ocho semanas.
 

La lesión se la produjo la noche del pasado miércoles durante el partido que los Suns disputaron en el Staples Center de Los Angeles contra los Clippers.

Stoudemire, que ya se había lesionado también en el mismo ojo el pasado octubre, podría perderse el resto de la temporada regular y volver cuando lleguen la fase final, si el equipo consigue clasificarse.

Actualmente, los Suns se encuentran en el noveno lugar de la Conferencia Oeste y sólo pueden jugar la fase final los ocho primeros.

De acuerdo a un comunicado ofrecido por los Suns, Stoudemire superó con éxito la operación y su recuperación varía en función de cómo reaccione su organismo.

"La recuperación de este tipo de operación se establece en base a cómo vaya reaccionando cada paciente", destaca el comunicado.

El gerente general de los Suns, Steve Kerr, también destaca en el comunicado que la recuperación de Stoudemire será completa, lo mismo que su visión y que el diagnóstico a largo plazo es muy positivo.

"Es negativo perderlo para la competición en estos momentos de la liga, pero estamos también contentos con la manera que el equipo ha reaccionado en los últimos partidos y confiamos en que vamos a ir a más, aunque la mayor preocupación dentro de la organización es la salud de los jugadores", señaló Kerr.

Desde el lunes, el equipo lo entrena Alvin Gentry, el asistente, que ocupó el puesto dejado vacante por Terry Porter, al que despidieron después de estar sólo cuatro meses con los Suns.

La llegada de Gentry, que ya era muy popular entre los jugadores, permitió a los Suns ganar los dos partidos consecutivos ante los Clippers y con marcadores de 140 y 142 puntos, respectivamente, mientras que el dueño del equipo Robert Sarver, al final decidió no traspasar ni a Stoudemire ni a Shaquille O'Neal.

La baja de Stoudemire obligará a Gentry a tener que darle más minutos al alero Louis Amundson e intentar conseguir los servicios del alero Mikki Moore, que el jueves fue dejado en libertad por los Kings de Sacramento.

Después de la lesión que sufrió el pasado octubre en el mismo ojo derecho, Stoudemire no quiso ponerse las gafas de plástico de protección, porque dijo que no veía bien y eran incómodas cuando estaba en el campo.

"Sé que tengo el riesgo de sufrir otra lesión, pero trabajaré para que eso no suceda", comentó Stodumire, cuando se le cuestionó el problema que podría tener con una segunda lesión.

En lo que va de temporada, Stoudemire, de 26 años, ha logrado unos promedios de 21,4 puntos y 8,1 rebotes para ser el líder encestador del equipo, pero también se convirtió en el centro de los rumores sobre su posible traspaso, que al final no se concreto.

De acuerdo a varias fuentes de la NBA, los Suns intercambiaron propuestas por Stoudemire con los equipos de los Bulls de Chicago, Warriors de Golden State, Cavaliers de Cleveland, Grizzlies de Memphis, Kings y Pistons de Detroit.

Tampoco se dio el de O'Neal después que los Suns intercambiaron propuestas con los Cavaliers y los Trail Blazers de Portland.

La combinación que querían conseguir los Suns de reducir el costo de la plantilla y a la vez tener jugadores con talento y selecciones en el sorteo universitario, al final no resultó.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información