Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Fuenlabrada da un paso de gigante al vencer al Estudiantes

  • ACB: FUENLABRADA 97-89 ESTUDIANTES
ACB: FUENLABRADA 97-89 ESTUDIANTES
EFE EFE

El Alta Gestión Fuenlabrada dio un paso de gigante hacia las eliminatorias por el título, tras vencer en un agónico partido resuelto tras prórroga a un Estudiantes que hizo más méritos para ganar pero se "suicidó" cuando le resultaba más fácil ganar que perder.

Los visitantes, conscientes de su inferioridad en el juego abierto y rápido, impusieron un ritmo pausado, defendieron bien el tiro exterior del Fuenlabrada y consiguieron disputar el partido que les convenía. Sólo les faltó rematar la faena.

El equipo dirigido por Luis Casimiro, que regresaba a la que fue su casa cuatro temporadas, con un excelente recibimiento, por cierto, aguantó con entereza los primeros envites del equipo fuenlabreño, basados en su facilidad para anotar de tres puntos, obteniendo cinco triples en el primer cuarto con un 50 por ciento de acierto. Tras un 2-9 inicial, Oleson y su compañía de francotiradores remontaron (21-18. minuto 9).

El Estudiantes tenían prevista tal contingencia y lejos de descomponerse siguió a lo suyo: evitó lo evitable, sellar la zona e incomodar al escolta estadounidense Brad Oleson, y no se desesperó por lo inevitable, que el Fuenlabrada anotara de vez en cuando de tres. Tenían un plan. Al descanso, tablas en la práctica (40-38).

Desplome del Estudiantes

El plan iba más allá, aprovechar el mínimo resquicio de debilidad local e imponer su experiencia. El Fuenlabrada es objetivamente mejor equipo que el Estudiantes, pero se maneja peor en situaciones trabadas. Un parcial de 4-20, con un equipo local torpe y desacertado en ataque y descentrado en defensa, y un conjunto visitante machacón en la anotación, y con el alero Carlos Suárez atrapando rebotes ofensivos a puñados, les dio a los colegiales el camino de la victoria.

Sólo la rabia del equipo que dirige Luis Guil pudo solventar la situación. Y el desplome del Estudiantes. Con 6 puntos de diferencia a su favor y a falta de poco más de tres minutos desperdiciaron una antideportiva señalada a Oleson.

La prórroga fue la puntilla. Dos triples de Oleson, uno del alero argentino con pasaporte español Matías Sandes y el cierto del base letón Kristaps Valters en los tiros libres casi sentenciaron (85-76, minuto 42). La rebeldía estudiantil salió a relucir pero sólo consiguieron prolongar la agonía, mientras se preguntaban cómo habían podido perder este partido, sobre todo el citado Suárez, el pívot estadounidense que también volvía, Tom Wideman y el capitán Pancho Jasen. El cuarto seguido ante el mismo rival.

Ficha técnica:


97- Alta Gestión (21 19 8 26 23): Valters (22), Oleson (29), Sandes (7), Mainoldi (7) y Ramos (4), -equipo inicial-, Tskitishvili (8), López (0), Bueno (8), Radivojevic (2), Blanco (9) y Paraíso (1).
89- MMT Estudiantes (19 19 20 16 15): Brewer (15), Udrih (2), Suárez (16), Rancik (10) y Wideman (17) -equipo inicial-, Granger (5), Jasen (10), Popovic (6), Iturbe (8) y Beirán (0).
Árbitros: Arteaga, Trujillo y Cardús. Eliminaron a Jasen, Blanco, Sandes, Wideman y Brewer.
Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo cuarta jornada de la Liga ACB disputado en el Pabellón Fernando Martín ante unos 5.700 espectadores.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información