Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Unicaja plantó cara en Grecia

PANATHINAIKOS 103-95 UNICAJA
EFE EFE

El Unicaja, eliminado y sin opciones llegó, plantó cara al Panathainaikos, que se ganó la primera plaza del Grupo G de la Euroliga tras ganar en la prórroga al equipo malagueño por 103-95.

Al equipo griego le bastaba con ganar para acabar como primero de grupo por delante del Partizan, el verdadero verdugo de los cajistas, pero lo pasó mal y necesitó una prórroga para deshacerse de los malagueños.

El conjunto malagueño se tomó el encuentro como si fuera un entrenamiento con público e intentando dirimir su orgullo y profesionalidad como sucedió el pasado miércoles contra el Lottomatica en el Martín Carpena de Málaga.

Ficha Técnica:

103 - Panathinaikos (21 27 18 20 17): Jasikevicius (12), Nicholas (15), Perperoglou (12), Diamantidis (9), Fotsis (9) -cinco inicial- Batiste (22), Pekovic (13), Tsartsaris (1), Spanoulis (8) y Hatzivrettas (2).

95 - Unicaja Málaga (16 19 24 27 9): Cook (0), Kelati (4), Jiménez (10), Haislip (6), Archibald (2) -cinco inicial- Welsch (21), Gomis (16), Rodríguez (13), N?Dong (1), Cortaberría (5) y Gabriel (17).

Árbitros: Brazauskas (LTU), Muhvic (CRO) y Taurino (ITA). Eliminaron por cinco faltas personales a Haislip, minuto 32, Archibald, minuto 35 y Jiménez, 40.

Incidencias: Partido correspondiente a la última jornada del Top-16 de la Euroliga, disputado en el pabellón Olímpico OAKA de Atenas (Grecia) ante diez mil espectadores.

En el primer cuarto el Unicaja salió muy intenso y avisó al Panathinaikos que no iba a ser fácil ganarle. Ambos equipos mostraron su sistema defensivo, muy agresivo, que les daba muchos problemas para atacar, aunque los locales lograron una pequeña renta 21-16, minuto 10.

El Panathinaikos no quería ningún tipo de susto y liderado por el base lituano Sanuras Jasikevicius, consiguió una máxima renta 27-16, minuto 12. El Unicaja bajó sus prestaciones durante unos momentos y lo pagó. Lo que le dio tiempo a descansar, porque el objetivo era vencer.

Un triple del alero checo Jiri Welsch entristeció y preocupó a los aficionados griegos 36-33, minuto 16. El Panathinaikos, una apisonadora cuando se lo propone, ni se inmutaba. Sabía perfectamente que su plantilla era superior y el pívot estadounidense Mike Batiste, empezó a funcionar debajo de los tableros y un parcial de 14-5 situaba la mejor diferencia 48-35, minuto 20.

Todo parecía concluido, incluso el Panathinaikos en la reanudación situó el marcador 62-40, minuto 24. El Unicaja flojeaba en defensa y estaba atascado en ataque. Pero algo inexplicable para los experimentados jugadores del equipo griego, el nerviosismo pudo con ellos y un parcial de 3-19 acortó las diferencias 65-59, minuto 30.

La imagen estaba siendo correcta y el Panathinaikos muy nervioso dejaba escapar su clara ventaja. El Unicaja se aprovechó de los graves errores locales 84-86, a falta de doce segundos, con gran efectividad en los triples, sobre todo de Gabriel con cinco consecutivos, Rodríguez, tres, al igual que el alero checo Jiri Welsch.

El equipo griego nervioso y timorato logró igualar con una canasta postrera del base internacional griego Dimitris Diamantidis y tras fallar Gomis el último ataque, 86-86 y cinco minutos de prórroga. Los de Zeljko Obradovic, se la jugaban y salió a relucir el escolta estadounidense Drew Nicholas. Anotó 11 puntos con tres triples que catapultó a su equipo a la victoria 99-93, minuto 44.

El Unicaja se desgastó, perdió por 103-95, pero dio una excelente imagen con una nota negativa, la lesión del pívot Germán Gabriel. El Panathinaikos será primero de grupo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información